Conecte con nosotros

Divulgación

Día Mundial de la Hemofilia – 17 de abril

Publicado

el

Hemofilia

Día Mundial de la Hemofilia – 17 de abril

Cada 17 de abril se celebra  el Día Mundial de la Hemofilia, un trastorno de coagulación que padecen más de un millón de personas en el mundo. Esta fecha fue elegida por la Federación Mundial de Hemofilia (FMH) para conmemorar el nacimiento de su fundador Frank Schnabel, y que empezó a conmemorar esta enfermedad en 1989. El objetivo de este día es concienciar a la población sobre la enfermedad, compartir conocimientos y investigación para mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

Hemofilia

Definición

La hemofilia es un trastorno hemorrágico poco común. Por eso es tan importante celebrar el Día Mundial de la Hemofilia. Una persona con hemofilia no sangra más rápido, pero si sangra durante un período más largo. Su sangre no contiene una cantidad suficiente de un factor de coagulación. Los factores de coagulación son proteínas necesarias para la coagulación normal de la sangre.  Esto puede causar hemorragias espontáneas, después de una operación o de tener una lesión.

El sistema de coagulación funciona con 13 factores (Factor I, Factor II, Factor III, etc) coagulantes que trabajan juntos en lo que se denomina la “cascada de coagulación”. Si uno de estos factores falla, la cascada se interrumpe y el coágulo que impide el sangrado se forma más despacio. Por consecuencia las lesiones o heridas sangran durante más tiempo, pudiendo producir hemorragias internas y externas.

ilustración hemofilia

Es una enfermedad hereditaria ligada al cromosoma X, lo que significa en este caso concreto que la transmiten las mujeres (portadoras) y la padecen los hombres, debido a la dotación de dos cromosomas X(XX) de la mujer y una dotación (XY) en el hombre. En cada célula humana hay 46 cromosomas, recibimos una mitad como herencia de la madre y la otra mitad del padre. Los cromosomas contienen las instrucciones  que necesitan las células para fabricar las proteínas que el organismo precisa para su funcionamiento. Estas instrucciones las encontramos contenidas en pequeñas formaciones que llamamos genes, constituidos de ADN, la estructura básica de la vida. Esta enfermedad no se contagia y afecta a 1 de cada 10 000 nacidos.

Clasificaciones de la hemofilia

En la hemofilia identificamos un déficit del factor VIII y factor IX. Diferenciamos entre:

  • Hemofilia A (Factor VIII). Es el tipo más común de hemofilia. Aparece en 1 varón por cada 5000 nacidos.
  • Hemofilia B (Factor IX). También conocida como enfermedad de Chistmas, es el tipo menos común. Aparece en un varón por cada 30 000 nacidos.
  • Hemofilia C (Factor XI). Afecta a 1 de cada 100 000 personas.
  • Por cada varón afectado de hemofilia hay una media de cuatro portadoras en la familia.

También existe la hemofilia adquirida cuando algunas personas desarrollan este trastorno sin antecedentes familiares, puede asociarse con lo siguiente: embarazo, enfermedades autoinmune, cáncer, esclerosis múltiple, reacciones a medicamentos.

Síntomas y complicaciones

El principal síntoma es la tendencia a las hemorragias (pérdida de sangre). Los síntomas  de la hemofilia varían según el nivel de factores de coagulación en sangre. Si el nivel del factor de coagulación se encuentra levemente reducido, es posible que la persona solo sangre después de una cirugía o traumatismo. Si la insuficiencia es grave, la persona puede sangrar fácilmente sin razón aparente.

Las hemorragias más graves son las que se producen en articulaciones, cerebro, ojo, lengua, garganta, riñones, hemorragias digestivas, genitales, nasales, etc.

Diferencias entre hemorragia interna y externa

  • Hemorragia interna. Significa que se producen dentro de las articulaciones y los músculos (rodillas, los codos, los tobillos, los músculos del brazo, el muslo, la pantorrilla). Las hemorragias internas ocurren con mayor frecuencia que las externas, pero éstas no siempre son apreciables. Si existe un sangrado que se repite seguido en la misma articulación, esta puede dañarse y provocar dolor.
  • Hemorragia externa. Se produce por un orificio natural del cuerpo (la nariz, la boca, los oídos, etc.) o a través de una herida.

Signos de un sangrado espontáneo en pacientes con hemofilia 

  • Sangrado excesivo sin causa aparente por cortes o por lesiones, o después de una cirugía o de un procedimiento dental.
  • Aparición de muchos moratones o hematomas (cuando un coágulo de sangre marca la piel a causa de un golpe) grandes o profundos.
  • Sangrado inusual después de vacunarse.
  • Sangre en la orina o en las heces.
  • Sangrado nasal sin causa conocida.
  • En los bebés, irritabilidad sin causa aparente.

Un simple golpe en la cabeza puede provocar en los pacientes con una hemofilia grave un sangrado en el cerebro. Ocurre con poca frecuencia, pero es una de las complicaciones más graves. Algunos síntomas son dolor de cabeza intenso e prolongado, vómitos reiterados, somnolencia o letargo, visión doble, debilidad o torpeza repentinas, convulsiones o ataques.

Un sangrado interno profundo se puede producir en la parte profunda del músculo, esto puede hacer que las extremidades se hinchen. La hinchazón presiona los nervios y provoca entumecimiento o dolor. Según dónde ocurra podría ser mortal.

Un sangrado en la garganta o el cuello puede afectar la capacidad de una persona para respirar.

El sangrado interno frecuente en las articulaciones puede provocar artritis o la destrucción de la articulación.

Existe un mayor riesgo de infecciones virales como la hepatitis C si el tratamiento usado proviene de la sangre humana, aunque el riesgo es bajo debido a las técnicas de cribado de los donantes de sangre.

Consulta siempre a tu médico si presentas signos o síntomas de sangrado cerebral, una lesión en la que el sangrado no se detenga o articulaciones inflamadas (calientes al tacto y dolorosas al doblarlas).

Diagnóstico de hemofilia

Se puede detectar directamente a través de un análisis de sangre, en el que se realizan pruebas específicas de coagulación. Así se se puede conocer cuál es el grado de severidad de la enfermedad, que ayudara a determinar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Los casos más graves de hemofilia se diagnostican normalmente en los primeros años de vida. En cambio los casos leves pueden no ser diagnosticados hasta la edad adulta, algún paciente se entera después de un procedimiento quirúrgico.

Tratamiento para la hemofilia

No existe en la actualidad un tratamiento para curar esta enfermedad, pero si existen diferentes tratamientos muy efectivos.

El tratamiento principal de la hemofilia grave consiste en reemplazar el factor de coagulación que necesita el paciente mediante un catéter colocado en una vena.

Si tratamos el sangrado rápidamente, necesitaremos menos medicación para detener el sangrado, y reduciremos el dolor o el daño a las articulaciones, músculos y los órganos.

Concentrados del factor

Son el tratamiento de elección para la hemofilia. Pueden ser derivados de la sangre humana (derivados de plasma) o fabricados en un laboratorio utilizando células genéticamente que portan un gen del factor humano (productos recombinantes). Todos estos concentrados del factor son tratados para eliminar o inactivar los virus que podrían ser contagiados.

Crioprecipitado

Derivado de la sangre y contiene una concentración alta del factor de coagulación VIII. Eficaz para las hemorragias articulares y musculares. Es menos seguro frente la contaminación viral y es más difícil de almacenar y administrar. Se puede hacer en las instalaciones locales de donación de sangre.

Plasma fresco congelado (PFC)

Se eliminan los glóbulos rojos, se dejan las proteínas de la sangre, incluyendo los factores de coagulación VIII y IX. Menos eficaz que el crioprecipitado para el tratamiento de la hemofilia A, pues se concentra menos factor VIII. Y al transfundir grandes volúmenes de plasma puede conducir a una complicación llamada sobrecarga circulatoria.

Desmopresina

Una hormona que puede estimular al cuerpo para que libere más factor de coagulación, apta para algunas formas de hemofilia leve. Se puede inyectar lentamente en una vena o administrarse en forma de atomizador nasal.

Emicizumab (Hemlibra)

Un medicamento más reciente que no incluye factores de coagulación. Este medicamento ayuda a prevenir episodios de sangrado en personas con hemofilia A.

Medicamentos para conservar los coágulos. También nominados anfitibrinolíticos, ayudan a impedir que los coágulos se desintegren.

Selladores de fibrina

Estos se aplican directamente sobre una herida para promover la coagulación y la cicatrización. Muy útiles en los procedimientos dentales.

Fisioterapia

Ayuda a aliviar los signos y los síntomas, si el sangrado interno daña las articulaciones. Si el daño es mas grave, podría requerir una cirugía.

Tratamiento en profilaxis

Diferenciamos entre tratamiento a demanda, utilizado una vez que se ha producido la herida o hemorragia. Si fuera necesario el factor, se administra la dosis adecuada para detener la hemorragia. Y tratamiento en profilaxis, es la administración del factor de coagulación varias veces a la semana para mantener unos niveles aceptables y constantes del factor de coagulación en sangre.

La profilaxis en hemofilia se basa en la observación clínica de los pacientes con déficit moderado del factor VIII o IX para que no tengan hemorragias frecuentes y principalmente porque así no suelen desarrollar una patología articular severa.

Tipos de Profilaxis Definición
 

Profilaxis primaria

 

Tratamiento periódico continúo iniciado antes de cumplir los tres años y antes de la segunda hemorragia en una articulación mayor.

 

 

Profilaxis secundaria

 

Tratamiento periódico continúo iniciado después de dos o más hemorragias en articulaciones mayores, pero antes de la aparición de una enfermedad articular.

 

 

Profilaxis terciaria

 

Tratamiento periódico continúo que se inicia después de que aparezca una enfermedad articular y para evitar la progresión de esta.

 

 

Profilaxis intermitente

 

Tratamiento administrado para evitar hemorragias durante periodos cortos como antes y después de una operación quirúrgica.

 

 

La profilaxis continua (primaria, secundaria y terciaria) se administra durante varios meses o incluso años. En cambio la profilaxis intermitente se administra durante periodos más breves (unas semanas o meses).

La idea de la profilaxis surgió al observar que las personas con hemofilia leve o moderada rara vez presentaban hemorragias espontáneas, también presentan menos lesiones en las articulaciones que las personas que padecen una hemofilia grave.

Para evitar canalizar varias veces un vaso sanguíneo, estos pacientes suelen ser portadores de:

PORTH-A-CATH

Un reservorio subcutáneo implantado bajo la piel que esta conectado a una vena profunda de la zona subclavia (debajo de la clavícula) y que se coloca mediante una pequeña intervención quirúrgica. Indicado sobre todo en niños con Hemofilia con un difícil acceso para la administración del tratamiento de profilaxis. Existe riesgo de hemorragia y infección.

   → Mediante una tunelización, consiste en canalizar siempre la misma vena pero utilizando el mismo punto de inyección, creando una especie de túnel o “fístula” artificial que facilita el acceso venoso. Recomendado en niños ya que minimiza el dolor de la punción venosa, y favorece los autocuidados.

Muy importante cumplir el tratamiento, vital en la profilaxis, ya que el éxito del tratamiento depende de mantener los niveles del factor en sangre continuamente . Las consecuencias del incumplimiento de este pueden resumirse en :

  • Un empeoramiento de la calidad de vida del paciente.
  • Una falta de control de la enfermedad.
  • Una mayor probabilidad de recaídas y agravamientos.
  • La aparición de efectos secundarios o intoxicaciones.
  • Incluso la morbilidad.

Con la administración adecuada de estos tratamientos y la atención adecuada, las personas con hemofilia pueden llevar una vida saludable.

Sin el tratamiento adecuado la mayoría de los niños con hemofilia severa no llegarían a una edad adulta.

Consejos para pacientes con hemofilia y sus familiares

  • Primeros auxilios para cortes menores. Ejercer presión y utilizar un vendaje en general detendrá el sangrado. Si el sangrado es en zonas pequeñas debajo de la piel, puedes utilizar una compresa de hielo. Para frenar un sangrado leve en la boca  ayudan unas paletas heladas.
  • Realiza ejercicio con regularidad. Nadar, andar en bicicleta o caminar aumentan la masa muscular y de este modo se protegen las articulaciones. En cambio los deportes de contacto no son seguros para una persona con hemofilia (por ejemplo el fútbol americano, el hockey o la lucha libre).
  • Ten una buena higiene dental. Previniendo enfermedades de los dientes y las encías que pueden provocar un sangrado excesivo.
  • Evita medicamentos anticoagulantes. Estos previenen la coagulación de la sangre (heparina, warfarina, clopidogrel, prasugrel, ticagrelor, rivaroxabán, apixabán, edoxabán y dabigatrán).
  • Evita determinados analgésicos. La aspirina y el ibuprofeno pueden agravar el sangrado. Una alternativa más segura para el alivio del dolor leve seria Acetaminofén (por ejemplo Tylenol).
  • Está contraindicado la inyección intramuscular.
  • Vacunarte. Muy importante que las personas con hemofilia reciban las vacunas recomendadas a las edades correspondientes, también vacunas contra la hepatitis A y B. Solicita el uso de una aguja más fina. Aplicar presión o hielo después de una inyección ayuda a reducir el riesgo de sangrado.
  • Usa un brazalete de alerta médica. Este informa al personal médico que padeces hemofilia y el tipo de factor de coagulación necesario en caso de una emergencia.
  • Informa a las personas a tu alrededor.
  • A la llegada a un centro hospitalario es importante que informes sobre tu condición de hemofilia y preguntes por el hematólogo del centro.

Desde CMUC nos unimos al lema del Día Mundial de la Hemofilia de este año:

>> Acceso para todos: Alianzas. Políticas públicas. Progreso. Involucrar a su gobierno, integrar trastornos de la coagulación hereditarios en las políticas públicas nacionales.<<

Con la entrada de esta semana queremos aportar nuestro granito de arena para que todas las personas tengan acceso a una atención y a un tratamiento adecuado.

Emma Santiso Casanova.

Enfermera. CMUC Piadela

 

Bibliografía

  1. PortalHemofilia. 17 de abril, Día Mundial de la Hemofilia.[monografía en Internet].2021.[acceso 27 de febrero 2022].Disponible en https://portalhemofilia.com/el-dia-mundial-de-la-hemofilia/

 

  1. FMH.Acerca de los trastornos de la coagulación.[monografía en Internet].2022. [acceso 27 de febrero 2022]. Disponible en https://wfh.org/es/acerca-de-los-trastornos-de-la-coagulacion/#introduction-to-hemophilia

 

  1. medlineplus.Hemofilia.[monografía en Internet].2022.[acceso el 27 de febrero 2022].Disponible en https://medlineplus.gov/spanish/hemophilia.html

 

  1. Fedhemo.Hemofilia.[monografía en Internet]. 2022.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://fedhemo.com/que-es-la-hemofilia/

 

  1. wikipedia. Hemofilia.[monografía en Internet].2022.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Hemofilia

 

6.mayoclinic.Hemofilia.[monografía en Internet].2021.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hemophilia/symptoms-causes/syc-20373327

 

Imágenes

 

Imagen 1. Ministerio de salud publica y bienestar social.La hemofilia y la importancia de su tratamiento para una vida saludable.[monografía en Internet].2018.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://www.mspbs.gov.py/portal/14654/la-hemofilia-y-la-importancia-de-su-tratamiento-para-una-vida-saludable.html

 

Imagen 2. Ashecova.Hemofilia.[monografía en Internet].2021.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://www.ashecova.org/hemofilia.html

 

Imagen 3. Fedhemo. Hemofilia. [monografía en Internet]. 2022.[acceso 1 de marzo 2022]. Disponible en https://fedhemo.com/que-es-la-hemofilia/

 

Imagen 4. el medicointeractivo.Idelvion será financiado para hemofilia B por el SNS a partir del 1 de marzo.[monografía en internet].2022.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://elmedicointeractivo.com/idelvion-sera-financiado-para-hemofilia-b-por-el-sns-a-partir-del-1-de-marzo/

 

Imagen 5. Webconsultas.Hemofilia.[monografía en internet].2021.[acceso 1 de marzo 2021]. Disponible en https://www.webconsultas.com/hemofilia/tratamiento-de-la-hemofilia-567

 

Imagen 6 .FMH.Día mundial de la hemofilia.[monografía en internet].2022.[acceso 1 de marzo 2022].Disponible en https://wfh.org/es/dia-mundial-de-la-hemofilia/

Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Divulgación

Linfedema y Lipedema

Publicado

el

Linfedema y Lipedema

Linfedema y Lipedema

El linfedema y lipedema pueden tener síntomas parecidos pero son patologías muy diferentes. Te ayudamos a distinguirlas.

Conceptos: linfedema y lipedema

Linfedema

El linfedema se refiere a la inflamación de los tejidos causada por una acumulación de líquido rico en proteínas que generalmente se drena a través del sistema linfático del cuerpo. Afecta con mayor frecuencia los brazos o las piernas, pero también puede ocurrir en la pared torácica, el abdomen, el cuello y los genitales.

El Linfedema podríamos definirlo como el exceso anormal de líquido (Linfa) presente en los tejidos blandos en una zona o extremidad de nuestro cuerpo, provocando un aumento de tamaño de la misma.

La linfa es un líquido de color amarillento presente en nuestro organismo. Está formada por agua, proteínas, grasas, productos de desecho, glóbulos blancos (linfocitos) y otras sustancias.

Este acúmulo de líquido puede deberse a la afectación del sistema linfático, por un daño o bloqueo en este. También puede existir un mal funcionamiento de este sistema desde los inicios de la vida, por un mal desarrollo embrionario.

Los ganglios linfáticos son una parte importante de tu sistema linfático. El linfedema puede provocarse por tratamientos contra el cáncer que extirpan o dañan los ganglios linfáticos. Cualquier tipo de problema que bloquee el drenaje del líquido linfático puede causar linfedema.

Los casos graves de linfedema pueden afectar la capacidad de mover la extremidad afectada, aumentar los riesgos de infecciones cutáneas y de septicemia, y pueden provocar cambios y degradación de la piel. El tratamiento puede incluir vendajes de compresión, masajes, medias de compresión, bombeo neumático secuencial, cuidado minucioso de la piel y, en raras ocasiones, cirugía para eliminar el tejido inflamado o para crear nuevas vías de drenaje.

Es decir, el linfedema se produce cuando el sistema linfático no es capaz de drenar la linfa y provoca una hinchazón por acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo.

La linfedema puede resultar muy molesto para quien lo padece, pero con los tratamientos adecuados, el 95% de los pacientes presenta mejoría, que es excelente en casi un tercio de los casos.

Lipedema

El lipedema es un trastorno crónico que se presenta en mujeres durante la pubertad u otros momentos de cambios hormonales como el parto o la menopausia, caracterizado por un agrandamiento simétrico del tejido adiposo (grasa) subcutáneo nodular y doloroso en las extremidades, sin afectar las manos, los pies y el tronco, que se caracteriza por la proliferación e inflamación de las células del tejido adiposo de las extremidades superiores o inferiores. Esto provoca una descompensación entre las distintas partes del cuerpo y, a medida que la afección va ganando intensidad, surgen otros síntomas más acusados que merman considerablemente el bienestar del paciente.

Es una patología subdiagnosticada o maldiagnosticada como obesidad o linfedema ya que es una enfermedad del tejido graso, que implica un cúmulo progresivo patológico de células grasas en las piernas, aunque también puede producirse esta acumulación en los brazos. Como consecuencia se produce un aumento de volumen que causa pesadez y además es doloroso a la presión y al contacto, en las fases avanzadas duele incluso la ropa estrecha.

Hasta hace poco no se conocía bien el Lipedema, también llamado la enfermedad de las piernas gruesas, fue reconocido por la OMS como una enfermedad ya que tendía a confundirse con la celulitis, el sobrepeso, la obesidad o el Linfedema.

El lipedema es un trastorno del tejido adiposo que se produce casi exclusivamente en las mujeres. Según diversos estudios el lipedema podría afectar casi al 16% de la población femenina mundial, sin variación por razas. Tan solo el 2% de los afectados serán varones.

Este trastorno puede ser hereditario (20%). En la mayoría de los casos se desarrolla gradualmente durante la pubertad, aunque puede desarrollarse o empeorar durante la menopausia o el embarazo, también está ligado frecuentemente a trastornos hormonales (Hipotiroidismo, Ovario poliquístico, Diabetes tipo II …) y/o obesidad.

Cuando el lipedema evoluciona y empeora, se transforma en lipo-linfedema, mostrando síntomas más parecidos al linfedema.

El gran problema del lipedema es que no responde a los tratamientos dietéticos y es muy frecuente que los primeros síntomas del lipedema sea sensación de cansancio e hinchazón en la pierna que aumentan con el calor y la menstruación.

El linfedema y el lipedema históricamente van unidos, pero según vamos avanzando en los estudios y en las investigaciones vemos que tiene relación en muchos casos, pero muchas veces sus orígenes no tienen nada que ver.

A modo resumen; El linfedema es una disfunción del sistema linfático ya sea por causas desconocidas (primario) o por causas que hayan agredido de alguna forma, (secundario) como la cirugía, radioterapia, quemaduras, accidentes, infecciones… mientras que el lipedema es una proliferación de grasa que nada tiene que ver con la alimentación, y que la mayoría de las veces surge en miembros inferiores y superiores, es decir Lipedema está causado por un depósito simétrico de tejido graso y en el Linfedema se retiene líquidos asimétricamente.

Signos y síntomas del linfedema y lipedema

Para su diagnóstico es preciso realizar como ante cualquier consulta, una historia clínica en la que nos basaremos en los antecedentes, estilo de vida etc.

En nuestros centros en la valoración inicial siempre realizamos una entrevista personal al paciente para recaudar la información necesaria ya que a veces es la clave para saber la causa o el desencadenante.

La fisiopatología del lipedema sigue sin estar clara. Las causas putativas que se han propuesto incluyen adipogénesis alterada, microangiopatía y microcirculación linfática alterada. Todavía no se ha encontrado ningún biomarcador específico y actualmente el diagnóstico se realiza únicamente por motivos clínicos, pero existen pruebas auxiliares para descartar otros diagnósticos.

En el caso del linfedema realizamos una medición de la circunferencia de la zona afectada, en distintos puntos y compararla con el lado contrario del cuerpo. Tiene que existir una diferencia de 2 cm.

Realizamos una inspección de la piel y palpación de la zona para ver cómo está el tejido y/o su dureza.

Signo de Stemmer que consiste en pellizcar la piel de entre los dedos de los pies o de la mano. Será positivo cuando exista dificultad o imposibilidad de realizar el pellizco e indica que probablemente se padece linfedema.

Pruebas médicas

Existen pruebas médicas que confirman la existencia de Linfedema como son la linfangiografía, linfangiograma, ecografía- Doppler, TAC, etc.

Causas

El sistema linfático es una red de vasos que transportan líquido linfático rico en proteínas por todo el cuerpo. Es parte del sistema inmunitario. Los ganglios linfáticos actúan como filtros y contienen células que combaten las infecciones y el cáncer.

El líquido linfático se impulsa a través de los vasos linfáticos por las contracciones musculares al movimiento durante el día y a través de pequeñas bombas en la pared de los vasos linfáticos. El linfedema ocurre cuando los vasos linfáticos no pueden drenar de manera adecuada el líquido linfático, generalmente de un brazo o de una pierna.

Respecto al lipedema no hay un consenso sobre su etiología, pero sí correlación con factores genéticos y hormonales.

LINFEDEMA

LIPOEDEMA

Cancer

Cirugía

Radiación oncológica

Parasitos (países en desarrollo)

Congénitas

Hereditarias

Hormonal

 

La alta prevalencia de hipotiroidismo en pacientes con lipedema podría estar relacionada con la obesidad asociada al lipedema frecuentemente observada. La baja prevalencia de diabetes, dislipidemia e hipertensión parece ser una característica específica que distingue el lipedema de la obesidad inducida por el estilo de vida.(9)

Clasificación

El linfedema

Origen

Se clasifica en dos tipos según su origen:

  • Aquellos que no tienen causa aparente, pueden ser congénitos o aparecer en la adolescencia o más tarde. Se producen porque las vías linfáticas no funcionan con normalidad o su número es menor del necesario para que su sistema linfático sea competente. Se caracteriza por la falta de vasos linfáticos y que se clasifica en tres grupos dependiendo de la edad de aparición (congénito, precoz, tardío – se debe a una hipoplasia-)
  • Congénitos: aparecen en el primer año de vida o desde el mismo momento del nacimiento

Linfedema precoz: se manifiesta en la adolescencia

Linfedema tardío: se pone en evidencia después de los 35 años

  • Cuando el sistema linfático es normal, pero ha sido alterado. Es decir el linfedema secundario describe el edema que se desarrolla durante la vida del paciente y que no es congénito, clasificándolos en:
  • Oncológico
  • Post operatorio: linfadenectomía
  • Post radioterapia
  • Postraumático
  • Venosos (mixto)
  • Post infeccioso (erisipelas)
  • Colagenopatías
  • Otros

Grados del linfedema

Según la Sociedad Internacional de Linfología los linfedemas se categorizan en cuatro grados:

  • Grado 0: Subclínico o latente, no edema perceptible.
  • Grado I: Edema visible y con fóvea, que mejora con declive de la extremidad.
  • Grado II: Precoz: Persiste fóvea, edema sin cambios ante la elevación de la extremidad.
  • Tardío: Edema sin fóvea, pero con fibrosis.
  • Grado III: Elefantiasis. Edema irreversible, fibrótico con alteraciones dérmicas y subdérmicas.

A su vez, los linfedemas se clasifican también en grados, según la diferencia que existe entre el miembro afectado y el miembro sano. Podemos distinguir, según Grandval, tres grados:

  • 1er grado/estadio: cuando la diferencia entre miembro afectado y sano es entre 0 y 2 cm.
  • 2do grado: cuando la diferencia entre miembro afectado y sano es entre 2 y 6 cm.
  • 3er grado: cuando la diferencia entre miembro afectado y sano es mayor de 6 cm.

Gravedad del linfedema

Según la gravedad del cuadro cabe distinguir varios estadios:

  • Estadio 0: Aunque existe una lesión de los vasos linfáticos, todavía no hay hinchazón visible.
  • Estadio 1: La hinchazón se desarrolla a lo largo del día, pero desaparece en parte o del todo al elevar el miembro. Si se presiona el tejido con el dedo, se forma un hoyuelo que persiste durante un tiempo.
  • Estadio 2: La hinchazón persiste, incluso tras un reposo prolongado. La piel está dura y elevar el miembro ya no sirve de ayuda. Es difícil incluso imposible hacer hoyuelos en la piel.
  • Estadio 3: Está caracterizado por la hinchazón y los cambios en la piel (por ejemplo, en forma de ampollas que segregan líquido linfático). Otra variante de esta hinchazón se denomina elefantiasis.

El lipedema

Existen varias clasificaciones como la de Schmeller & Meier-Vollearth que fija tres estadios atendiendo a la palpación y cambios cutáneos, Fonder divide en dos grupos en función de la forma de los miembros, Meier-Vollrath establece cinco tipos en función de la distribución corporal de los depósitos grasos, Schingale define cinco tipos según la localización del lipedema, pero ninguna aceptada universalmente.

Según Schmeller & Meier-Vollearth:

  • Grado I: la superficie de la piel es regular y blanda. Se palpan diminutos nódulos de grasa. “Piel de naranja”, es decir celulitis, superficie cutánea con un granulado fino.
  • Grado II: la superficie de la piel es irregular y dura debido al aumento en la formación de nódulos. “Piel acolchada”, superficie de la piel con nódulos gruesos y hoyos grandes.
  • Grado III: la superficie de la piel se encuentra deformada debido al exceso de tejido adiposo. El número de nódulos es mayor, de distinto tamaño y se encuentran repartidos mayormente en caderas y tobillos. Pliegues de grasa gruesos y deformantes.

La enfermedad empieza a aparecer en las caderas, después afecta a todo el muslo. Cuando hay colgajos de grasa en la cara interna de las rodillas, el rozamiento al andar puede provocar infecciones.

Los lipoedemas avanzados impiden el flujo de sangre por las venas y de linfa por los vasos linfáticos. Por eso a veces la consecuencia de un lipoedema es un linfedema, que los expertos denominan “lipo-linfedema”. Se trata como un linfedema.

Factores de riesgo en linfedema y lipedema

Como dijimos anteriormente no se encuentra una etiología clara en el lipedema , pero si la existencia de factores agravantes: Índice de masa corporal (IMC) elevado, insuficiencias veno-linfáticas o inmovilidad

LINFEDEMA LIPOEDEMA
Edad avanzada

Sobrepeso u obesidad

Artritis reumatoide o psoriásica

Padecer Ca

trastornos venosos previos

 

Causas hormonales

Genética

Índice de masa corporal (IMC) elevado insuficiencias veno-linfáticas

inmovilidad

 

Bibliografía

  1. Manrique OJ, Bustos SS, Ciudad P, Adabi K, Chen WF, Forte AJ, et al. Overview of Lymphedema for Physicians and Other Clinicians: A Review of Fundamental Concepts. Mayo Clin Proc. agosto de 2020;S0025619620300331.
  2. Linfedemas primarios y secundarios. Causas, tipos y tratamiento. Clínica Universidad de Navarra [Internet]. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/linfedema
  3. Torre YSD la, Wadeea R, Rosas V, Herbst KL. Lipedema: friend and foe. Horm Mol Biol Clin Investig. 9 de marzo de 2018;33(1).
  4. Kruppa P, Georgiou I, Biermann N, Prantl L, Klein-Weigel P, Ghods M. Lipedema-Pathogenesis, Diagnosis, and Treatment Options. Dtsch Arzteblatt Int. 1 de junio de 2020;117(22-23):396-403.
  5. Tratamiento Lipedema con Medias de Compresión a Medida: Grau Soler [Internet]. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.grausoler.es/divisiones/presoterapia/lipedema
  6. Qué son y como tratar el Linfedema y Lipedema – Clínica Planas Blog [Internet]. Tu blog de medicina y cirugía estética – Clínica Planas. 2019 [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.clinicaplanas.com/blog/2019/03/28/linfedema-y-lipedema/
  7. Signo de Stemmer, un diagnóstico fiable para reconocer el linfedema en piernas [Internet]. GraceContigo. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://gracecontigo.com/blogs/noticias/signo-de-stemmer-un-diagnostico-fiable-para-reconocer-el-linfedema-en-piernas
  8. Linfedema – Síntomas y causas – Mayo Clinic [Internet]. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/lymphedema/symptoms-causes/syc-20374682
  9. Bauer AT, von Lukowicz D, Lossagk K, Aitzetmueller M, Moog P, Cerny M, et al. New Insights on Lipedema: The Enigmatic Disease of the Peripheral Fat. Plast Reconstr Surg. diciembre de 2019;144(6):1475-84.
  10. Lipoedema [Internet]. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.mediespana.com/salud/diagnostico-tratamiento/lipoedema/
  11. Linfedema [Internet]. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.mediespana.com/salud/diagnostico-tratamiento/linfedema/
  12. Linés MPC, Martínez AC, Cortés CL, Rodríguez LV, Donoso AM, Sarto LE. Linfedema y lipedema:: Diferencias y similitudes. Rev Sanit Investig. 2021;2(4):34.
  13. ▷ LIPEDEMA, ¿qué es? Causas, solución y tratamiento – Lipemedical ✅ [Internet]. Lipemedical. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://lipedema.es/que-es-lipedema/
  14. Complicaciones [Internet]. Federación Fedeal Linfedema / Lipedema en España. [citado 5 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.fedeal.org/enfermedad-linfedema-lipedema-fedeal/complicaciones-enfermedad-linfedema-lipedema-fedeal/
  15. Ferrandez JC, Theys S. Linfedemas de los miembros inferiores. EMC – Podol. 1 de enero de 2011;13(3):1-12.
  16. Vaquero Ramiro E, Gutiérrez Retortillo M, Goiri Noguera D, Morello Ostos P, Solera-Martínez M. Diagnóstico y tratamiento del lipedema en España. Resultados de encuesta online. Rehabilitación. 1 de abril de 2022;56(2):108-15.
  17. Vásquez LQS de, Villalobos VU. Lipedema: lo que debemos conocer. Rev Fac Med Univ Lberoamérica [Internet]. 14 de febrero de 2022 [citado 5 de mayo de 2022];1(1). Disponible en: http://www.unibe.ac.cr/ojs/index.php/RFMUI/article/view/113

Autora: Rosa Gómez

Continuar leyendo

Divulgación

Síndrome del Cuidador: Problemas de salud derivados

Publicado

el

sindrome del cuidador

Síndrome del Cuidador: Problemas de salud derivados

El Síndrome del cuidador presenta algunos problemas de salud derivados. El estrés del cuidador a largo plazo puede aumentar su riesgo de muchos problemas de salud diferentes. Algunos de estos problemas pueden ser graves. Incluyen:

  • Depresión y ansiedad
  • Un sistema inmunitario débil
  • Sobrepeso y obesidad
  • Enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes o artritis. La depresión y la obesidad pueden aumentar aún más el riesgo de estas afecciones
  • Problemas con la memoria a corto plazo o prestar atención

Consejos de prevención del Síndrome del Cuidador

Consejos de prevención

Para prevenir el síndrome es factible realizar algunas de las siguientes recomendaciones:

  • Aprender mejores formas de ayudar a su ser querido: Por ejemplo, los hospitales ofrecen clases que pueden enseñarle cómo cuidar a alguien con una lesión o enfermedad.
  • Encontrar recursos de cuidado en su comunidad para ayudarle: Muchas comunidades tienen servicios de guardería para adultos o servicios de relevo. Usar estos servicios puede darle un descanso de sus deberes de cuidado
  • Pedir y aceptar ayuda: Haga una lista de las formas en que otros pueden ayudarle. Deje que quienes se ofrezcan a asistirle elijan lo que les gustaría hacer.
  • Unirse a un grupo de apoyo para cuidadores: Estos grupos pueden permitirle compartir historias, escuchar sugerencias sobre cuidados y obtener el apoyo de otras personas que enfrentan los mismos desafíos que usted.
  • Organizarse para que el cuidado sea más manejable: Haga listas de tareas y establezca una rutina diaria.
  • Mantenerse en contacto con familiares y amigos: Es importante obtener apoyo emocional
  • Cuidar de su propia salud: Trate de encontrar tiempo para mantenerse físicamente activo la mayoría de los días de la semana, prefiera alimentos saludables y duerma bien. Asegúrese de estar al día con su atención médica, como chequeos y exámenes regulares
  • Considere tomar un tiempo de vacaciones si además trabaja y se siente abrumado.
  • Tomar medidas para prevenir o aliviar el estrés del cuidador puede ayudar a prevenir problemas de salud. Recuerde que, si se siente mejor, puede cuidar de mejor forma a su ser querido. También será más fácil concentrarse en la gratificación del cuidador.

CMUC, un deshago emocional para el Síndrome del Cuidador

En nuestros centro CMUC nos encontramos habitualmente con estas situaciones, en las que los cuidadores ya sean con vinculo familiar o no, debido al gran impacto que provoca el cuidado de una persona dependiente en la vida de un cuidador. Por ello, nuestros equipos no solo tratan a los pacientes a los pacientes que acuden con ulceras, sino también a sus cuidadores cuando observamos síntomas como los comentados anteriormente. El cuidador al acudir a nuestros centros siente “un deshago emocional” por varios aspectos:

  • Hacemos entender el problema del que padece el paciente. Realizamos una educación, en la que ellos puedan entender el proceso que sufre el paciente y como puede repercutirle al cuidador. Por ejemplo; en el caso de las UPP es el cuidador el indicado en realizar los cambios posturales por lo que siempre intentamos realizar una educación sanitaria en la que tenemos en cuenta que el cuidador también debe de descansar y realizar dichos cambios con la mejor postura posible y/o los mejores soportes posibles destinados para tal. Otro de los ejemplos usuales es en relación con la higiene, por ello recomendamos productos que eviten efectos no deseados y productos que les faciliten el aseo.
  • En numerosas ocasiones, por no decir en la mayoría, también ofrecemos cuidados a los cuidadores que necesitan de una escucha activa y recibir información sobre el paciente y sobre ellos mismos, que a veces identificamos en clínica explicando al cuidador que necesita de ayuda y de alternativas como las explicadas anteriormente, sin ser consciente el propio cuidador de que esta paciendo este síndrome.
  • Durante el tratamiento en clínica con el paciente, intentamos que el cuidador pueda tomar un tiempo de “descanso” en el que pueda dedicarse a realizar otras tareas diferentes a la de cuidador, ya que nosotros nos encargamos del cuidado del paciente y posteriormente informar sobre el estado necesidades incluso reforzar sus buenos cuidados, haciéndolos participe de la evolución favorable, ya que para curar debemos hacer un trabajo en equipo; profesionales, paciente y cuidadores.
  • No hay mayor poder que el conocimiento “cuando el conocimiento crece la oportunidad aparece”, si empoderamos a nuestros cuidadores aparecen recursos que benefician tanto al paciente como al propio cuidador, y la mayoría de las veces esto se consigue mediante la información.
  • Por ello, nosotros siempre indicamos que el principal RETO para un cuidador es cuidar su propia salud física, mental y social. Posteriormente aprender a pedir ayuda y a delegar, creando una red de apoyo.
  • Aconsejamos y ayudamos a elaborar un plan de cuidados en función a sus necesidades y las de la persona que recibe los cuidados, organizado el tiempo y las tareas en las que identifique lo que es urgente y necesario y aquello que puede esperar, entre otras ayudas, ya que nuestro objetivo es evitar que los cuidadores acaben siendo también pacientes.

Sindrome del cuidador cmuc

En CMUC cuidamos de ti, tan solo tienes que dejarte cuidar, no importa que seas paciente o cuidador, ambos necesitáis de prevención y de cuidados. No olvides que siempre, todos necesitamos de los otros.

Temas de interés

Bibliografía

  1. https://www.fundacionfass.org/general/sindrome-del-cuidador/?gclid=EAIaIQobChMImKvK15aO9wIVp5FmAh2ylQEwEAAYASAAEgJE-_D_BwE
  2. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2008000300004
  3. Scherma G.A. How to get organized as a Caregiver. Loss, grief & Care. 2002; 8(3-4): 127-134.
  4. Wai Man Kwan C. Families’ e xperiences of the last office of deceased family members in the hospice setting. International Journal of Palliative Nursing. 2005; 8 (6):266-275.
  5. Las técnicas de enfrentamiento mejora el bienestar de los cuidadores. Reuters Health. Medline Plus, National Library of Medicine, National Institutes of Health. Jan. 23, 2006.Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/news/fullstory_29270.html
  6. Párraga M, Ensayo Y. ¿Quién cuida a los cuidadores? ISSN 1695-6141© COPYRIGHT Servicio de Publicaciones-Universidad de Murcia; 24/03/08. Disponible en: www.google.com/search

Continuar leyendo

Divulgación

El Síndrome del Cuidador

Publicado

el

Síndrome del cuidador

El Síndrome del Cuidador

El Síndrome del Cuidador se ha incrementado en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida de las personas y la aparición de enfermedades y situaciones que provocan la dependencia de familiares. Cada vez hay más personas que se ven en la necesidad de convertirse en el cuidador principal de una persona mayor.

Los cuidados continuos deben ser administrados por todos los profesionales de la salud relacionados con el paciente y también por sus familiares, para poder mantener su carácter integral. Cada vez más, nos basamos en un cuidado centrado en la persona, en sus deseos y necesidades que se extiende hasta las comunidades donde el equipo de cuidados junto a la familia ofrecerá una cobertura básica de atención al paciente.

¿Qué significa persona ser una persona cuidadora?

Persona que se encarga del cuidado de otra persona, de un animal o un lugar. Un cuidador (o proveedor de atención a pacientes) ayuda a una persona que necesita asistencia para cuidarse. Quien necesita apoyo puede ser un niño, adulto o una persona mayor. Es posible que requiera cuidados debido a una lesión, enfermedad crónica o discapacidad. Según la OMS; Es la persona que atiende las necesidades físicas y emocionales de un enfermo, por lo general su esposo/a, hijo/a, un familiar cercano o alguien que le es significativo.

¿Cuál es el rol del cuidador? 

En su ejercicio brinda apoyo a la persona mayor en las actividades de la vida diaria, propiciando la permanencia en su hogar, manteniendo sus roles familiares y sociales con el fin de mejorar su calidad de vida. Sin embargo, es muy común que aparezcan síntomas como estrés, sobrecarga y cansancio. Es de vital importancia evitar que el cuidador se convierta en un paciente invisible. Para ello, es importante entender a qué nos enfrentamos y saber cómo solucionar el síndrome del cuidador.

Sindrome del cuidador

¿Qué es el Síndrome del Cuidador? 

Cuando cuidamos de una persona mayor dependiente, a menudo notamos que nosotros mismos sufrimos dificultades y problemas. Estos pueden darse a nivel físico (dolores, tensión muscular, etc.), psíquico o emocional (estrés, ansiedad, tristeza…), social (disminución de las relaciones familiares y sociales, disminución del tiempo de ocio…) y económicos (disminución de los recursos). A esto se le llama carga del cuidador.

Estos problemas se dan cuando la persona que realiza las tareas principales del cuidado, asume que generalmente será quien se encargue siempre de estas tareas. Es un trabajo no remunerado y de larga duración, que gasta recursos y energías.

Las personas que sufren de síndrome del cuidador sufren una sobrecarga física y emocional constante. Asumen por completo toda la responsabilidad de los cuidados de la persona mayor dependiente, perdiendo en el proceso su propia independencia. Esto provoca al mismo tiempo que sus propios proyectos de vida queden paralizados por periodos largos de tiempo, llegando a ser varios años.

Por este motivo, es primordial que estos cuidadores aprendan a ser conscientes de su sobrecarga, tanto la objetiva como aquella que ellos sientan subjetivamente. En caso contrario, sentimientos de frustración, depresión, ansiedad, estrés, culpa, etc., se darán con suma facilidad. También puede derivar al mismo tiempo en alteraciones de conducta y carácter, así como somáticas (síntomas físicos provocados por situaciones emocionales).

Una vez sean conscientes de la situación, llega el momento de ponerle remedio, ya sea buscando soluciones o tratando de prevenir que estos problemas se den en primer lugar.

La labor de proporcionar cuidados constantes al enfermo por un tiempo prolongado produce con frecuencia en el responsable de la asistencia, astenia, fatiga, sensación de fracaso, deshumanización de la asistencia, insomnio, síntomas somáticos, pérdida del sentido de la prioridad, estado depresivo, aislamiento social, mayor automedicación, irritabilidad, falta de organización, pobre concentración y rendimiento. La pérdida de autoestima, desgaste emocional severo y otros trastornos, que se conocen como el síndrome del quemado, se producen básicamente por:

  1. La transferencia afectiva de los problemas del enfermo hacia quienes le atienden.
  2. La repetición de las situaciones conflictivas.
  3. La imposibilidad de dar de sí mismo de forma continuada que puede llegar a incapacitarle seriamente para continuar en esta tarea.

El agotamiento en la relación de ayuda se puede originar en un desequilibrio entre la persona que apoya, la que recibe esa asistencia y el ambiente donde esta se efectúa.

¿Cuáles son las señales de alerta del Síndrome del Cuidador?

Cuidador

La presencia de algunos de estos síntomas en un cuidador puede ser indicio de sobrecarga:

  • Cansancio persistente.
  • Problemas de sueño.
  • Disminución o abandono de las aficiones.
  • Desinterés por vivir nuevas experiencias.
  • Elevada irritabilidad.
  • Dolores o molestias sin tener ningún problema de salud aparente.
  • Aislamiento social.
  • Consumo de ansiolíticos y/o antidepresivos.
  • Niveles de estrés y/o ansiedad elevados.

Temas de interés

Bibliografía

  1. https://www.fundacionfass.org/general/sindrome-del-cuidador/?gclid=EAIaIQobChMImKvK15aO9wIVp5FmAh2ylQEwEAAYASAAEgJE-_D_BwE
  2. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2008000300004
  3. Scherma G.A. How to get organized as a Caregiver. Loss, grief & Care. 2002; 8(3-4): 127-134.
  4. Wai Man Kwan C. Families’ e xperiences of the last office of deceased family members in the hospice setting. International Journal of Palliative Nursing. 2005; 8 (6):266-275.
  5. Las técnicas de enfrentamiento mejora el bienestar de los cuidadores. Reuters Health. Medline Plus, National Library of Medicine, National Institutes of Health. Jan. 23, 2006.Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/news/fullstory_29270.html
  6. Párraga M, Ensayo Y. ¿Quién cuida a los cuidadores? ISSN 1695-6141© COPYRIGHT Servicio de Publicaciones-Universidad de Murcia; 24/03/08. Disponible en: www.google.com/search

Continuar leyendo

Tendencia

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar