Verificación del dominio:
Conecte con nosotros

Caso Clínico

Dermatitis de estasis: a propósito de un caso

Publicado

el

En esta entrada presentaremos el caso de un paciente que acude a nuestro servicio de enfermería para tratar una dermatitis de estasis.

La dermatitis de estasis es la inflamación, enrojecimiento y picor que se produce en la parte más distal de las extremidades inferiores por el mal retorno venoso (Insuficiencia venosa). Comienza por la parte más distal de los MMII, pero puede llegar a abarcar más superficie llegando incluso hasta la zona de los muslos.

Los primeros síntomas de la dermatitis por estasis son la inflamación en la piel producida por la acumulación de la sangre en las venas localizadas en la parte inferior de las piernas (zona tibial media, alrededor de los tobillos), zonas en donde se encuentran las venas principales, provocando edema (fóvea) y apareciendo eritema, descamación y formación de costras.

Si no es tratada a tiempo podemos padecer problemas derivados como hiperpigmentación en la piel, úlceras (úlceras de estasis) e incluso enfermedades infecciosas como la celulitis, erisipela… engrosamiento de las piernas y los tobillos…

Por lo tanto, nuestra labor principal como profesionales es atajar lo más rápido posible esta afección para evitar las posibles complicaciones en las que ésta puede derivar.

Para su diagnóstico debemos realizar un estudio al paciente, tanto físico como de antecedentes personales y familiares ya que estos últimos juegan un papel importante a la hora de que puedan estar desarrollando una enfermedad vascular y no ser conscientes de ello.

En nuestras clínicas CMUC realizamos una valoración previa en la que se incluyen una exploración mediante la realización de palpación de pulsos distales y pruebas como el ITB entre otro, abordando al paciente multidisciplinarmente en equipo con cirugía vascular, ya que muchas veces nuestros pacientes nunca han acudido a uno.

Los pacientes más propensos a poder desarrollar esta patología son aquellos que padecen:

-Varices.

-Insuficiencia venosa crónica (por ejemplo, tras haber padecido una trombosis venosa profunda).

Hinchazón mantenida de los pies (edemas) derivado de enfermedades coronarias, hepáticas, etc.

Consejos para no sufrir una recidiva

Dado que la dermatitis por estasis viene derivada de una complicación en el padecimiento de patologías tales como las que acabamos de nombrar anteriormente, desde CMUC recomendamos seguir esos sencillos pasos para no sufrir una recidiva:

  • Lavado de extremidades inferiores con un Jabón Líquido SYNDET de aceite ozonizado OZOAQUA con agua templada, más bien tirando a fría que no a caliente.
  • Secado minucioso y no agresivo, esto quiere decir que no debemos secarnos frotando con la toalla sino a pequeños golpecitos.
  • Tras el secado, aplicar Aceite ozonizado OZOAQUA y/o Crema Corporal de aceite ozonizado OZOAQUA según necesidades.
  • Colocación de las medias adecuadas. Es necesario realizar mediciones de las extremidades inferiores para garantizar el correcto funcionamiento de las medias de compresión.
  • Debemos dormir y realizar los descansos con nuestro cuerpo totalmente horizontal y con las piernas un poco elevadas para favorecer el retorno venoso. No vale estar sentado con las piernas elevadas en una silla.
  • Se debe realizar un descanso a medio día (tras la comida, por ejemplo) de unos 30 – 45 min por lo menos.
  • Realizar paseos diarios siempre que sea posible y realizar ejercicio para activar bomba muscular.

DERMATITIS DE ESTASIS

Presentación caso clínico

  • Sexo: Hombre
  • Edad: 75
  • Alergias: No AMC
  • Antecedentes: Operado de válvula coronaria hace 3 años.
  • Tratamientos farmacológicos:
  • Observaciones: Exfumador desde hace 60 años, bebedor habitual, no refiere hábitos tóxicos, independiente para las actividades de la vida diaria y colaborador.

Valoración inicial

Tratamientos aplicados y evolución clínica

Paciente que acude a nuestro servicio de enfermería en enero de 2022 para valoración de ambas extremidades inferiores con una evolución de aproximadamente 1 año.

A su llegada presenta ambas extremidades inferiores con una importante dermatitis exudativa (Dermatitis por estasis venoso en ambas extremidades) desde maléolos hasta por encima de rodillas. Lo que le ha ocasionado una úlcera en zona supramaleolar interna de la pierna derecha con 5.5 cm de alto y 5 cm de ancho. En el lecho de herida presenta fibrina naturalizada.

DERMATITIS DE ESTASIS

DERMATITIS DE ESTASIS

Y otra úlcera en la zona supramaleolar interna pierna izquierda con 5 cm de alto y 4.6 cm de ancho. En el lecho de la herida presentaba tejido de granulación y piel perilesional sana.

DERMATITIS DE ESTASISDERMATITIS DE ESTASISDERMATITIS DE ESTASIS

En la exploración física se palpan pulsos tibial posterior y pedio en ambas extremidades inferiores.

Señal doppler positiva en pedio y tibial posterior en ambos miembros inferiores.

Índice tobillo-brazo en extremidad inferior derecha 1.5 mmhg y en extremidad inferior izquierda 1.29 mmhg. Se le recomienda valoración por servicio de cirugía vascular por presentar ITB>1.3 mmhg

No presenta claudicación intermitente.

Se observa buena coloración, relleno capilar y temperatura en extremidades inferiores.

En la escala Fedpalla presenta un Grado I, muy buen pronóstico para la epitelización.

En la escala de dolor EVA el paciente indica un 0 en reposo y 0 al tacto.

Escala CEAP: C6.

Tratamientos aplicados y evolución clínica.

Iniciamos el tratamiento de ambas extremidades inferiores realizando una minuciosa limpieza con jabones syndet ozonizados ya que ayudan a proteger, hidratar y recuperar el estado fisiológico de la piel (ver entrada “la higiene del paciente anciano”) y agua ozonizada y se lleva a cabo la retirada de pieles y costras.

En este caso tratamos la dermatitis de estasis con aceites ozonizados y vendaje compresivo.

En febrero de 2022, tras 3 semanas de tratamiento, ambas piernas se encuentran totalmente epitelizadas.

Tras la cicatrización se le da el alta al paciente con las siguientes recomendaciones:

  • Lavar ambas EEII diariamente con jabón syndet ozonizado y secar con especial cuidado.
  • Aplicar aceites y cremas ozonizadas para su hidratación.
  • Ponerse las medias de compresión diariamente, las cuales van adaptadas según las necesidades de cada paciente.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Maria Antònia Bonany Pagès | Abr 20, 2021 | Eczemas venosos, Insuficiencia Venosa Crónica (IVC)
  2. Chiriboga L, Salina ML. Dermatitis. En: Calero G, Ollague JM. Dermatología Práctica. 2.a Ed. Guayaquil. 2007:245-274.
  3. Fritsch PO, Reidor N. Otras erupciones eczematosas. En: Bolognia J, Jorizzo J, Rapini R. Dermatología. Barcelona: Ed. Elsevier; 2004. p. 215-226. Herrera E, Sanz A, Barrera MV. Dermatitis de estasis. En: http://www.edermatosis.com/pdf-zip/Derma020.pdf
  4. Habif TP. Stasis dermatitis. In: Skin disease. St Louis: Mosby; 2001. p.46-47. Weedon. Piel: patología. Madrid: Marban Libros S.L.; 2002. p.86-87.
  5. Productos | Laboratorios Ozoaqua [Internet]. [citado 7 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.ozoaqua.es/productos/
  6. Xunta de Galicia. Guía práctica de úlceras da extremidade inferior. Consellería de Sanidade. [Internet]. 2016; [citado 7 de mayo de 2022]. Disponible en: https://ulcerasfora.sergas.gal/Informacion/Documents/8/GU%C3%8DA%20N%C2%BA2%20
  7. 15 consejos de prevención y cuidado de la IVC [Internet]. Asociación Cuida tus Venas. 2014 [citado 7 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.cuidatusvenas.org/15-consejos-de-prevencion-y-cuidado-de-la-ivc/

Bibliografía Imágenes:

  • Maria Antònia Bonany Pagès | Abr 20, 2021 | Eczemas venosos, Insuficiencia Venosa Crónica (IVC)

Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Caso Clínico

Eritema nodoso: Presentación de un caso clínico

Publicado

el

El eritema nodoso, también llamado nudoso, es un tipo de paniculitis que se caracteriza por presentar nódulos inflamados con calor, dolor y rubor cuya localización principal es las extremidades inferiores; sobre todo en zona tibial, aunque puede localizarse en diversas zonas del cuerpo (brazos, muslos, pie, nalgas, torso e incluso brazos). Acompañado de estos nódulos se puede sentir dolor articular, fiebre, etc…, es decir, malestar general.

El tamaño de estos nódulos oscila entre 0,5 a 5 cm. El tiempo que tardan estos nódulos en desaparecer ronda a las dos semanas, pudiendo aparecer nuevos nódulos durante 6 a 8 semanas. Se sabe que comienzan a desaparecer cuando ese color rojo que tienen comienza a difuminarse cogiendo un color primero violáceo para quedar amarillento y finalmente desaparecer (como si fuese un hematoma); al igual que su consistencia, comienza a ser más blanda hasta no llegar a notarlos más.

Normalmente desaparecen sin dejar cicatriz a las de dos semanas. El dolor articular y la inflamación puede continuar varias semanas o incluso meses después de su aparición.

¿Qué provoca el eritema nodoso?

La causa más común son las infecciones estreptocócicas (principalmente en niños), infección primaria por tuberculosis, sarcoidosis y enfermedad intestinal inflamatoria.

Es importante saber cuál es la causa para así poder tratar el problema de base. El eritema nudoso se diagnostica principalmente por la apariencia clínica, pero, en caso necesario, se debe hacer biopsia de un nódulo para su confirmación.

Idiopática:

Entre el 30-50 % de los casos la causa del eritema nodoso es desconocida.

Infecciones

  • Infección estreptocócica, la más común en niños.
  • Infección primaria por tuberculosis
  • Fiebre por rasguño del gato
  • Virus de Epstein-Barr (familia herpes virus, produce la mononucleosis aguda infecciosa)
  • Coccidioides immitis (fiebre del valle, secundaria a infección de hongos)
  • Mycoplasma pneumoniae
    • Trastornos autoinmunes
    • Enfermedad inflamatoria intestinal: cerca del 15 % de los pacientes desarrollan eritema nodoso.

Tratamiento del eritema nodoso

No especifico y si es oral tiene que ser pautado por su médico.

Os recomendamos para una información más completa sobre el eritema nodoso leer nuestra entrada publicada en úlceras.Info

Presentación del caso clínico

  • Sexo: Mujer
  • Edad: 21
  • Alergias: No AMC
  • Antecedentes: No refiere.
  • Tratamientos farmacológicos: Píldora anticonceptiva. A su llegada tiene pautado por su MAP AINES por inflamación de MMII.
  • Observaciones: no fumadora, no hábitos tóxicos, independiente para las actividades de la vida diaria y colaboradora.

Valoración inicial

Paciente mujer de 21 años que acude a nuestro servicio de enfermería en junio de 2022 para valoración de eritemas en ambas EEII con una evolución de 3 meses aproximadamente.

La paciente nos comenta que en semana santa tuvo faringitis por estreptococo y tras darle antibioterapia y acabar con esta, una semana después vio que le empezaban a salir pequeños bultos inflamados, sensibles al tacto y con calor.

A simple vista se observa notable edema con nódulos eritematosos diseminados en ambas EEII.

Foto primera visita:

ERITEMA NODOSOERITEMA NODOSO

  • Se comienza realizando exploración física, se palpan pulsos tibial posterior y pedio en ambas extremidades inferiores.
  • Señal doppler positiva en pedio y tibial posterior en ambos miembros inferiores.
  • Índice tobillo-brazo en extremidad inferior derecha 0.89 mmhg y en extremidad inferior izquierda 0.89 mmhg.
  • No presenta claudicación intermitente.
  • Se observa buena coloración, relleno capilar menor a 2 sg y temperatura levemente aumentada en ambas extremidades inferiores.
  • En la escala de dolor EVA el paciente indica un 5 en reposo y 7 al tacto.
  • Tras la exploración física se concluye que la paciente presenta un “eritema nodoso” tras infección por estreptococo.

Tratamientos aplicados y evolución clínica.

Iniciamos el tratamiento de ambas extremidades inferiores realizando una limpieza con jabones syndet ozonizados ya que ayudan a proteger, hidratar y recuperar el estado fisiológico de la piel y agua ozonizada.

En este caso tratamos el eritema nodoso con aceites y cremas ozonizadas y vendaje compresivo para ayudar a la reducción del edema que presenta en ambas extremidades inferiores.

El tratamiento basado en la aplicación de cremas y ungüentos lo combinamos con la toma de antiinflamatorios no esteroideos pautados por su MAP y la realización de reposo domiciliario para ayudar a bajar la inflamación de los nódulos en el menor tiempo posible.

Una vez reducida la inflamación aplicamos aceite ozonizado en los nódulos (por su acción antiinflamatoria) y posteriormente, tras su absorción, aplicación de crema a base de aceites ozonizados en toda la extremidad a tratar.

Es habitual experimentar la sensación de ardor inicial en la piel al aplicar estos productos, lo cual no indica que sea una reacción adversa, sino que es una reacción normal de la piel frente al ozono.

Utilizamos productos ozonizados porque, como ya sabéis, en CMUC es uno de los productos estrella por la confianza que nos presta a la hora de tratar diferentes problemas relacionados con la piel, incluidos en nuestro protocolo de prevención y tratamiento del deterioro de la integridad cutánea.

En este caso aplicamos el aceite ozonizado Ozoaqua por su acción reparadora ya que mejora la función barrera, alivia la sintomatología asociada, es antioxidante e hidratante y potencia la recuperación del estado fisiológico natural de la piel.

ERITEMA NODOSOERITEMA NODOSO

Una vez se ha absorbido gran parte del aceite que hemos aplicado se aplica la crema corporal a base de aceites vegetales ozonizados con glicerina, aloe vera y vitamina E.

Su perfecta formulación ofrece una acción altamente hidratante y potencia al máximo las propiedades beneficiosas de los aceites ozonizados ya que son regenerante, calmantes, antioxidantes y reparadores.

Además, proporciona un efecto refrescante inmediato y una sensación intensa de hidratación que ayuda a restaurar la barrera cutánea y a recuperar el estado fisiológico natural de la piel.

Tras una semana de tratamiento:

ERITEMA NODOSO ERITEMA NODOSOERITEMA NODOSO

Tras 15 días de tratamiento:

ERITEMA NODOSOERITEMA NODOSOERITEMA NODOSOERITEMA NODOSO

Después de una quincena de tratamiento ambas piernas se encuentran sin el edema inicial y sin apenas restos de los nódulos por lo que se le da el alta a la paciente.

Al alta se le recomienda a la paciente que siga realizando la higiene con productos a basa de aceites ozonizados, realice el secado de las extremidades con pequeños toques, nunca deslizando la toalla sobre la piel, e hidratación con productos ozonizados.

Bibliografía:

  • CASTELL E y GÓMEZ A. Revisiones clínicas: Eritema nodoso. Medicina del posgraduado 1982; 4: 135-139.
  • FORES D y LEÓN M. Eritema nodoso: estudio analítico de 109 casos. Medicina del posgraduado 1982; 4: 140-3
  • Sota Busselo I, Oñate Vergara E, PérezYarza EG, López Palma F, Ruiz Benito A, Albisu Andrade Y. Eritema nudoso: cambios etiológicos en las últimas dos décadas. An Pediatr (Barc). 2004; 61: 403-7.
  • Arndt KA. Ed. Panamericana. Fitzpatrick, Johnson, Polano, Suurmond, Wolff. Atlas de dermatología clínica (2.ª ed.). Madrid: Interamericana-McGraw-Hill, 478-479. Harrison. Principios de medicina interna (13.ª ed.). Vol. I. Madrid: Interamericana-McGraw-Hill, 1334, 357-358, 1932. Iglesias Díez L. Paniculitis. Medicine ; 3790.
  • Arenas R. La piel: Arenas R, Atlas de dermatología, diagnóstico y tratamiento. Ciudad de México: Mc Graw Hill; 2004:9-10.
  • Perez Garcia DM, Chavez Alvarez S, Ocampo Candani J, Gomez Florez M. Erythema Nodosum: A Practical Approach and Diagnostic Algorithm.

American Journal of Clinical Dermatology 2021. https://doi.org/10.1007/s40257-021-00592-w.Aldamiz B, Casariego E. Eritema nodoso. www.fisterra.com (Actualizado a 11 de febrero de 2021)Molina-Ruiz AM, Requena L. [Erythema nodosum]. Med Clin (Barc). 2016;147(2):81-6

 

 Bibliografía imágenes:

  • Registro fotográfico realizado por CMUC Piadela. (1-4)
  • Laboratorios Ozoaqua [Internet]. Santiago de Compostela: Laboratorios Ozoaqua; [Citado 17 de noviembre de 2021]. Recuperado a partir de: https://www.ozoaqua.es/productos/
  • Laboratorios Ozoaqua [Internet]. Santiago de Compostela: Laboratorios Ozoaqua; [Citado 17 de noviembre de 2021]. Recuperado a partir de: https://www.ozoaqua.es/productos/Registro fotográfico realizado por CMUC Piadela.
  • Registro fotográfico realizado por CMUC Piadela. (7-14)

 

 

Continuar leyendo

Caso Clínico

Caso clínico. Úlcera por presión en paciente diabético

Publicado

el

ulcera en el pie caso clínico

Úlcera por presión en paciente diabético: Caso clínico.

En esta entrada queremos presentar el caso de un paciente diabético, tratado en uno de nuestros centros, con una úlcera por presión en talón izquierdo

Las úlceras por presión (UPP) son toda lesión de la piel y tejidos subyacentes causadas por hipoxia debido a la presión, fricción y/o cizallamiento que se genera en zonas de prominencia ósea, por estar el hueso sobre una superficie plana dura; que en conjunto con la no paliación de estas fuerzas mencionadas anteriormente contribuyen a la necrosis del tejido. Ser mayor de 65 años, los daños a nivel vascular, inmovilización, nutrición, neuropatías e incontinencia son factores de riesgo ante las UPP. El peligro varía desde un eritema cutáneo no blanqueable hasta muerte tisular con amplia necrosis pudiendo abarcar músculos, tendones, grasa y vasos sanguíneos entre otros.

Las UPP se contemplan como un problema de salud pública a causa de su incidencia y alta prevalencia que oscila entre 3-50% en pacientes hospitalizados. En hospitalizaciones de personas mayores hablamos de alrededor de 40%.3 En el paciente se produce desgaste tanto psíquico como físico, lo cual afecta la calidad de vida y llega a ocasionar la muerte. En el entorno familiar se puede generar una carga económica ya que los materiales que se necesitan para un buen cuidado y prevención suelen ser costosos. Muchas veces las hospitalizaciones son de tiempos prolongados lo que conlleva al alto consumo de recursos materiales y humanos, lo que deriva en un alto gasto para los sistemas de salud.

SISTEMA DE CLASIFICACIÓN INTERNACIONAL DE LA NPUAP/EPUAP

Se debe de reemplazar los términos etapa, tipo o grado por categorías. Esta “categoría” tiene la ventaja de tener un significado no jerárquico. Por lo que de esta manera quedan obsoletos conceptos como “progresión de I a IV” o “curación del IV al I”.Las categorías de las UPP se clasifican de acuerdo con el nivel de compromiso de los tejidos: epidermis, dermis, tejido subcutáneo, músculo y hueso.

 Categoría I

piel integra con eritema (enrojecimiento) no blanqueable de una zona, generalmente situada, sobre una prominencia ósea. En pieles oscuras puede que no se aprecie la palidez. Esa zona puede estar más dolorosa, firme, suave, indurada, con más temperatura o incluso frío comparado con los tejidos adyacentes. La categoría I nos alerta de la posibilidad del desarrollo de las siguientes categorías; puede ser difícil de detectar en personas con tonos de piel oscura.

Categoría II

Eliminación parcial del grosos de la dermis. Se muestra como una úlcera abierta de poca profundidad, presentando un lecho rojo-rosado sin esfacelos.

También puede presentarse como una flictena intacta con sustancia serosa o cero-sanguinolenta, o rota. Se presenta como una úlcera superficial brillante o seca sin esfacelos ni hematomas. La aparición de un hematoma denota lesión en los tejidos profundos. Esta categoría no debería ser usada para describir laceraciones, lesiones de esparadrapo, dermatitis asociada a incontinencia, maceración o excoriación ya que estas heridas no son formadas por las fuerzas que sí forman una UPP.

Categoría III

Eliminación total del espesor de la piel. Puede estar a la vista la grasa subcutánea, pero los huesos, tendones y músculos no serán visibles. Los esfacelos pueden estar presentes, pero sin ocultar la profundidad de la pérdida de tejido. Puede incluir cavitaciones y/o tunelizaciones. En las úlceras por presión que se encuentren en la Categoría III, la profundidad dependerá de la zona donde se encuentre; un ejemplo es el puente de la nariz, la oreja, el occipital y el maléolo que no tienen tejido (adiposo) subcutáneo, por lo que las úlceras que se encuentren en estas zonas serán poco profundas. Por lo contrario, las zonas con mayor adiposidad pueden llegar a presentar úlceras de gran profundidad. Las úlceras por presión de esta categoría presentan de manera directa el hueso expuesto, por lo que será visible ni palpable.

Categoría IV

pérdida total del espesor del tejido con hueso, tendón y/o músculos expuestos. Los esfacelos pueden estar presentes, a menudo presenta cavitaciones y/o tunelizaciones. La úlcera por presión de categoría IV puede presentar diferentes profundidades según la zona anatómica donde se encuentre la úlcera. El puente de la nariz, oreja, el occipital y el maléolo no tienen tejido (adiposo) subcutáneo y las úlceras de Categoría/estadio IV pueden ser poco profundas. Las úlceras por presión en categoría/estadio IV pueden llegar al músculo y/o estructuras de soporte como son la fascia, tendón o la cápsula de la articulación; por lo que es muy previsible que pueda acabar causando una osteomielitis u osteítis. El músculo y el hueso está totalmente expuesto, por lo que es visible y palpable.

Categoría no estadiable/sin clasificar

Eliminación total del espesor de los tejidos, este tipo de úlceras presentan el lecho completamente oscurecido por esfacelos (marrones, amarillos, verdes, grises o canela) y/o escaras (marrón o negro) y no se puede apreciar bien la profundidad.Hasta que se hayan desbridado suficientes esfacelos y/o la escara para poder ver la base de la herida, la verdadera profundidad no se puede determinar, pero será una Categoría/estadio III o IV. Los términos no-clasificable y sospecha de herida de tejido profundo se reconocen en Europa como de categoría IV.

Sospecha de lesión tejidos profundos-profundidad desconocida

Se sospecha cuando aparecen zonas en la piel de color púrpura o marrón, incluso ampollas con sangre causadas por la presión y/o cizallamiento en los tejidos blandos subyacentes. Antes de la aparición de dicha área pueden presentar tejido doloroso, firme o blando, más frío o caliente en relación con los tejidos adyacentes. En persona que presentan piel oscura, puede ser difícil detectar estas lesiones. Puede presentar una flictena delgada sobre un oscuro lecho de la herida. También puede evolucionar y transformarse en una escara delgada. En muchas ocasiones, aun que se le aplique un tratamiento adecuado puede empeorar de manera rápida y exponer capas adicionales de tejido.

lesión tejidos

de lesión tejidos profundos-profundidad desconocida

Presentación del caso clínico de úlcera por presión

  • Sexo: Hombre
  • Edad: 71 años
  • Alergias: No AMC
  • Antecedentes: Diabetes Mellitus Tipo II, HTA, Dislipemia, FA permanente, Miocardiopatía isquémica, portador de DAI, Ingreso por HDA, Retinopatía diabética fotocoagulada, Amputación infracondililea de MID en junio 2021.
  • Tratamientos farmacológicos: Insulina Mix50 Humalog, Seguril 40 mg, Pradaxa 110mg, Entresto 24.26mg, Synjardy, Bisoprolol 5mg, Aldactone 25mg, Atozet 10.40 mg, Omeprazol 20mg, Humalog mix 50.
  • Observaciones: Exfumador desde hace 2010, No refiere hábitos tóxicos, es dependiente parcial para las actividades básicas de la vida diaria y colaboradora.

Valoración inicial de la úlcera por presión

Paciente que acude a nuestro servicio de enfermería en septiembre de 2021 para valoración de úlcera por presión en talón del pie izquierdo con una evolución de 2 meses aproximadamente.

Seguido por cirugía vascular.

A su llegada presenta una úlcera en talón izquierdo en cara interna de 4.5cm de alto y 5.8cm de ancho. En el lecho de la herida presenta placa necrótica en lecho de la herida y piel perilesional sana.

ulcera en el pie caso clínico

En la exploración física se palpan pulsos en tibial posterior, pedio y poplíteo en miembro inferior izquierdo.

Señal doppler realizado en pedio y tibial posterior del miembro inferior izquierdo positiva.

Su Índice tobillo-brazo es miembro inferior izquierdo es de 0,95 (grado de oclusión normal).

En la escala Fedpalla presenta Grado II, que indica buen pronóstico para la cicatrización.

En la escala de dolor EVA la paciente indica un 0 en reposo y 0 al tacto.

UPP de categoría no clasificable

Escala Resvech: 14

Debido a que presenta placa necrótica no se le realiza cultivo hasta retirarla.

Tratamientos aplicados y evolución clínica a la úlcera por presión

Iniciamos el tratamiento de la úlcera porpresión realizando curas en ambiente húmedo y complementando, en cuanto se ha retirado la placa necrótica, con sesiones de terapia de ozono gas local en días alternos y un vendaje de sujeción.

caso clinico cmuc

Tras la retirada de la placa necrótica podemos clasificarla como categoría II, además presenta un exudado de tinción compatible con infección, se le realiza cultivo siendo positivo en Pseudomonas aeruginosa. Su médico de atención primaria le pauta antibioterapia durante dos dias.

Pasados unos días tras la finalización de la antibioterapia, sigue presentando el exudado con tinción por lo que se repite cultivo volviendo a ser positivo en Pseudomonas aeruginosa; dado que su médico de atención primaria decide no darle más antibioterapia seguimos con fomentos bactericidas, terapia de ozono gas local y cura en ambiente húmedo.

luis requejo ulcera pie

El ozono es un poderoso germicida (elimina hongos, bacterias y virus) y favorece una alta oxigenación de las heridas. Cada sesión de terapia con ozono gas dura unos cuarenta minutos.

curas con ozono

Se ha realizado cura en ambiente húmedo según las necesidades de la lesión.

Para el cuidado de la piel hemos utilizados productos ozonizados; lavamos el miembro inferior con jabón y agua ozonizados para eliminar restos de cremas, aplicamos aceite ozonizado en la piel perilesional y para la hidratación de la piel crema ozonizada (ver entrada del 5/03/2018).

evolucion del caso clinico

En enero de 2021, tras 19 semanas de tratamiento, el talón se encuentra totalmente epitelizado.

ulcera de tobillo curada

Tras la cicatrización y eliminación total de la úlcera por presión, se le da el alta al paciente con unas recomendaciones para el cuidado de la piel y pie diabético:

  • Aplicar aceite ozonizado en talón y resto del pie teniendo especial cuidado en zonas interdigitales para prevenir humedades innecesarias, sin frotar.
  • Hidratación con crema ozonizada.
  • Control de la diabetes mellitus como hasta el momento.
  • Uso de dispositivos antipresión necesarios para prevenir nuevas posibles apariciones de UPP.

 

Bibliografía

  1. Soares PF, Joaquim MM, Dorociak SJ, Crozeta K, Dayane RJ. La efectividad de hidrocoloide versus otros apósitos en la cicatrización de úlceras por presión en adultos y ancianos: revisión sistemática y metaanálisis. Rev Latino-Am Enfermagen. 2014;22(3):511-20.
  2. García-Fernandez FP, Soldevilla-Agreda JJ, Pancorbo-Hidalgo PL, Verdú Soriano J, López-Casanova P, Rodríguez-Palma M. Clasificación-categorización de las lesiones relacionadas con la dependencia. Serie de Documentos Técnicos GNEAUPP Nº 11. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en úlceras por Presión y Heridas Crónicas. Logroño. 2014.

 

  1. Samaniego-Ruiz María-Jesús, Llatas Federico Palomar, Jiménez Onofre Sanmartín. Valoración de las heridas crónicas en el adulto: una revisión integrativa. Rev. esc. enferm. USP [Internet]. 2018 [citado 25 de enero 2021]. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0080-

 

  1. Samaniego-Ruiz M-J, Llatas FP. Prevalencia e incidencia de heridas crónicas en Atención Primaria [Internet]. 2020 [citado 25 de enero 2021]. Disponible en: https://www.heridasycicatrizacion.es/images/site/2020/02_JUNIO_2020/Articulo_Or iginal_1_SEHER_10.2.pdf

 

  1. Barón Burgos MM, Benítez Ramírez MM, Caparrós Cervantes A, Escarvajal López ME, Martín Espinosa MT, et al. Guía para la prevención y manejo de las UPP y heridas crónicas [Internet]. Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, Servicio de Recursos Documentales y Apoyo Institucional; 2015 [citado 7 de mayo 2021]. Disponible en: https://gneaupp.info/wpcontent/uploads/2015/10/Guia_Prevencion_UPP.pdf

 

 

 

Continuar leyendo

Tendencia

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar