Verificación del dominio:
Conecte con nosotros

Divulgación

Verrugas Plantares – Etiología y Tratamientos

Publicado

el

Los diferentes tipos de virus del papiloma humano (VPH) ocasionan lesiones muy variadas, que van desde las verrugas benignas a los que suponen un alto riesgo oncológico.

Una de las más comunes son las verrugas plantares, en las que el virus suele permanecer latente a nivel celular entre 1 y 8 meses hasta presentar la sintomatología típica de verruga plantar.

Las verrugas son muy comunes, benignas y, normalmente, se autolimitan a lesiones en la piel, siendo más frecuentes en pies y manos.

Se trata de una neoplasia epitelial benigna circunscrita, altamente vascularizada, causada por un Papovirus, capaces de producir infecciones en humanos y cuyas partículas virales han sido encontradas sólo en el núcleo del estrato granuloso y células queratinizadas de la epidermis.

Etiología y epidemiología (1,2)

Las verrugas plantares son, por tanto, proliferaciones cutáneas benignas causadas por el VPH. Este conjunto de virus pertenece al género Papovirus, de la familia Papoviridae y existen más de 70 fenotipos estrechamente relacionados.

La colonización del VPH es universal y ocurre normalmente a edades tempranas. La exposición posterior a diferentes subtipos del virus puede promover el desarrollo de lesiones dérmicas.

Estos virus afectan tanto a la piel como a las mucosas.

Las verrugas plantares están producidas por los tipos VPH 1, 2, 4, 27 y 57. Constituyen una de las infecciones más frecuentes en el pie, afectando al 11,45% de la población.
El 65% se produce en edades comprendidas entre los 5 y los 20 años, teniendo el pico de frecuencia entre los 13 y los 14 años.

Generalmente dos tercios de las verrugas cutáneas remiten espontáneamente en pacientes inmunocompetentes a los 2 años, por acción del sistema inmune del huesped.
No obstante, debido a la persistencia de algunas lesiones, a su capacidad infecciosa, la problema psico-socio-estético que a veces provocan, y al hecho de que pueden resultar dolorosas, existen razones de peso para optar por la eliminación de las mismas mediante alguna de las opciones terapéuticas de las que se disponen.

La transmisión de este virus se produce por inoculación directa, a través de contacto con individuos que presentan lesiones asociadas con VPH, o de manera indirecta a través de superficies y objetos contaminados.

La inoculación del virus tiene lugar en la capa basal de la epidermis. Cuando alcanza el epitelio basal, el VPH se une al receptor localizado en el queratinocito, y, a través de un proceso de endocitosis, la partícula vírica pierde su cápsida y el genoma viral entra en el núcleo de la célula huésped.

queratizacion

Una vez en la capa basal, especialmente si las condiciones inmunológicas del huésped no son las adecuadas (déficits nutricionales, estrés, inmunsupresión) el virus estimula y aprovecha el proceso de maduración o queratinización de la piel para replicarse, aumentando así el volumen del tejido afectado y dando lugar a una hiperplasia.

El contagio por VPH favorece el crecimiento de células córneas, engrosamiento de la piel y excesiva de queratina, de ahí que la verruga se presente como una lesión sobreelevada.

Manifestaciones clínicas y clasificación (1,3)

Las verrugas plantares se encuentran invaginadas por las presiones que sufre el pie en la bipedestación o durante la marcha. Esto forma una zona rodeada de tejido córneo que se hunde como un clavo en los tejidos plantares, comprimiendo las terminaciones nerviosas y provocando dolor.

Los papilomas presentan síntomas de inflamación perilesional, sobre todo cuando están sometidos a presiones.

El 72% de las verrugas plantares se encuentran en zonas de presión como cabeza de los metatarsianos, dedos de los pies y talón.

Las verrugas palmares o plantares son lesiones endofíticas, de entre 1 a 10 mm, gruesas e hiperqueratósicas generalmente dolorosas.

Inicialmente aparece una pápula pequeña, brillante, bien delimitada. Posteriormente se transforma en una placa hiperqueratósica áspera, tachonada en ocasiones de puntos negros o marrones (capilares trombosados).

Alteran las huellas dactilares, pues producen la pérdida de continuidad de los dermatoglifos. La desaparición de los mismos es un signo de resolución de la verruga.

Un signo que caracteriza a las verrugas plantares, es que el dolor al pellizco es mayor que el dolor a la presión.

En ocasiones los puntos negros de los capilares trombosados no se observan a simple vista. Es necesario el deslaminado de la piel para su observación. En el proceso del deslaminado se puede producir el corte de estos capilares, provocando sangrado de los mismos, lo cual es un signo inequívoco del diagnóstico.

Dentro de las verrugas plantares se diferencian dos formas de presentación:

Verrugas únicas, en las que se produce un crecimiento endofítico de la lesión condicionado por las presiones a las que está sometida la lesión, localizada preferentemente en zonas de apoyo. Estas verrugas son capaces de comprimir las terminaciones nerviosas y provocar dolor durante la bipedestación.

Verrugas en mosaico, cuyo crecimiento suele ser más en extensión que en profundidad, permanecen generalmente asintomáticas y adquieren un enfoque terapéutico diferente debido a la mayor superficie de tejido que abarcan, lo que limita el uso de algunos tratamientos.

Diagnóstico (2,4)

El diagnóstico de las verrugas plantares se realiza mediante un adecuado examen clínico, en el cual existan lesiones bien delimitadas, hiperqueratósicas y con puntos negros correspondientes a capilares trombosados.

Actualmente existen además otros métodos diagnósticos basados en la detección de ADN viral, como son la PCR y la hibidración in situ. Debido a la complejidad y elevado coste de estas técnicas, no se utilizan de manera rutinaria y suelen reservarse para estudios de investigación acerca del virus.

Es importante realizar un correcto diagnóstico diferencial con las lesiones dermo-epidérmicas que pueden confundirse con verrugas, como los helomas, nevus epidérmico verrugoso, poromaecrino y diferentes tipos de queratosis.

Tratamiento (2,4,5,6,7,8)

Los profesionales de la podología se enfrentan en su práctica diaria con el diagnóstico y tratamiento de las verrugas plantares. Los pacientes llegan a menudo con esta dolencia después de haber transcurrido bastante tiempo desde su aparición ya que se asemejan a hiperqueratosis o helomas plantares.

En muchas ocasiones no les causan dolor y esto retrasa todavía más su tratamiento.

Además de las características de los tratamientos que les aplicamos en cuanto a efectividad, características de la verruga plantar o contraindicaciones particulares, tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el abordaje terapéutico otros factores como el tiempo de tratamiento, número de visitas que realizará el paciente hasta la desaparición de la lesión, tolerancia al dolor o conflicto con la realización de sus actividades deportivas.

Una vez realizada la anamnesis y el diagnóstico, las opciones terapéuticas más habituales son las siguientes:

  1. Ácido nítrico. Es el tratamiento más utilizado en la práctica podológica española para las verrugas plantares. Es un compuesto químico líquido que se utiliza en concentraciones entre el 60% y el 70%.
    Este ácido presenta un gran poder de penetración y una tasa de curación alta para la verruga plantar, de entre el 75%-100%.
    Para su aplicación, una vez deslaminada la hiperqueratosis superficial de la verruga, se humedece un hisopo en el ácido nítrico y se realizan varias pasadas por la lesión hasta que ésta adquiere un color amarillo-anaranjado.
    La cantidad de ácido a aplicar no ha sido nunca establecida ni protocolizada en la literatura científica, es por esto que se realiza de manera empírica.
    El tratamiento puede provocar ligeras molestias pero no impide la deambulación ni las actividades diarias de la persona y es un tratamiento seguro y eficaz.
    El tiempo medio de curación con este tratamiento es de entre uno y tres meses.
  1. Ácido salicílico. Es otro de los tratamientos de primera línea y se emplea tanto en manos como en verrugas plantares.
    Es un queratolítico y su mecanismo de acción se basa en destruir lentamente las células infectadas de la epidermis y provocar una respuesta inmune debido a la irritación de la piel de la epidermis.
    Los queratolíticos disuelven el cemento intercelular y causan edema en las células cornificadas, lo que destruye los queratinocitos infectados por el Virus del Papiloma Humano.
    La piel se reblandece y se macera sin afectar a otras capas de la piel del paciente, únicamente a la queratina.
    Las preparaciones tienen una concentración entre el 10% y el 60%. Se suelen presentar mezclados con vaselina o con colodión.
    Habitualmente se aplica al paciente en la consulta, aunque muchos profesionales lo mandan como terapia domiciliaria por su facilidad de aplicación.
    Es efectivo, no produce dolor ni cicatriz y las tasas de curación llegan hasta 75%. Su efectividad aumenta si eliminamos la queratina superficial antes de cada aplicación. También aumenta si colocamos el ácido salicílico en cura oclusiva con un plástico. Esto se puede realizar siempre que la presentación sea en forma de vaselina salicílica.
  1. Cantaridina. Es un compuesto químico vesicante venenoso. Proviene de un coleóptero de la orden Meloidae “Lytta Vesicatoria”.
    Causa muerte de las células epidérmicas, acantolisis y la formación de una vesícula por la interacción con la mitocondria celular.
    Cantaridina es el nombre que recibe genéricamente una fórmula magistral compuesta por: Cantaridina al 1%, ácido salicílico al 30%, podofilino al 5%, y colodión flexible c.s.p 2ml.
    Se aplica de forma tópica en consulta sobre la lesión, ya que su presentación es de un líquido denso que se extrae de un pequeño frasco. Nos podemos ayudar para su aplicación de algún instrumento con forma de cucharilla o con un bastoncillo o torunda.
    Debe ser aplicado con mucha precaución evitando el contacto con la piel sana y se realiza cura oclusiva. Se realizan aplicaciones hasta la eliminación definitiva. Puede producir irritación en la piel y dolor en caso de aplicar cantidades excesivas.
    Se habla de una tasa de éxito del 80% en una sola aplicación y hasta 100% en 4 aplicaciones.
  1. Crioterapia. El compuesto más utilizado para la criogenización es el nitrógeno líquido a una temperatura de -196º.
    Congela el agua intracelular destruyendo por necrosis los queratinocitos infectados por el Virus del Papiloma Humano y se produce una reacción inflamatoria local que estimula la respuesta inmune de tipo celular.
    Se aconseja para el tratamiento de verrugas en las manos y en el pie.
    Es posible que el virus no se destruya en este proceso por lo que tendríamos que tener especial precaución con la posible contaminación del criogenizador.
    En el mercado existen presentaciones para la aplicación domiciliaria de esta terapia, pero no son efectivas debido a que sólo alcanzan –70º, temperatura insuficiente.
    El tiempo de aplicación oscila entre 10-20 segundos. La tasa de curación aumenta si se combina este tratamiento con queratolíticos.
    La crioterapia causa intenso dolor y puede provocar la aparición de ampollas.
  1. Láser. El tratamiento de las verrugas mediante láser se basa en la elevación exógena de la temperatura del tejido (hipertermia local) , utilizando una longitud de onda que tiene la capacidad de penetrar profundamente debajo de la superficie de la piel y destruir mediante calor el virus causante de la verruga, destruyendo además la red capilar que la nutre, sin que el tejido circundante se vea afectado.
    El número de sesiones depende de la profundidad y localización de la lesión. Puede resultar molesto durante la aplicación, pero no interfiere en las actividades de la vida diaria.
  1. Bleomicina. Es el nombre genérico de un grupo de antibióticos glicopeptídicos-sulfurosos citotóxicos producidos por el Streptomyces verticillus.
    Tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antitumorales.
    Actúa inhibiendo la síntesis de ADN, ARN y proteínas evitando la división celular.
    Se aplica mediante inyección intradérmica que causa necrosis tisular lo que provoca la respuesta inmune.
    Debido a sus propiedades citotóxicas y teratógenas, su uso debe restringirse en mujeres embarazadas y niños.
  1. Exérisis quirúrgica. La eliminación quirúrgica de la verruga se sitúa en la última línea de tratamiento por ser un proceso doloroso, posibilidad de aparición de cicactrices (especialmente molestas en la planta del pie) y la elevada tasa de recidiva.
    Los estudios muestran tasas de curación de entre el 65% – 85%, pero con aproximadamente 30% de recidiva ya que se elimina la verruga, pero no el virus, que puede permanecer latente en capas basales de la epidermis.

Bibliografía

 

  1. Juárez Jiménez, J.M; Romero Prieto, M; Córdoba Fernández, A. Composición para el tratamiento químico sistemático de la verruga plantar. Digital CSIC. 2017.

 

  1. Macario García, MA; Escudero Martínez, M; Palomar Albert, D. Eficacia, tiempo de curación y efectos adversos de los tratamientos utilizados para verrugas plantares. Estudio bibliográfico. Enferm Dermatol. 2020;14(39):51

 

  1. Solórzano Vera, A; García Larreta, F; Sorroza Rojas, N. Estudio de la acción del Ácido tricloroacético en el tratamiento de lesiones intraepiteliales causadas por el Virus del Papiloma Humano. Dom Cien. 2017; 3(4):165-182

 

  1. Casanova Seuma, JM; Fernández Armenteros, JM; García de la Fuente, MR. Tratamientos de las verrugas vulgares y de los condilomas acuminados. FMC Aten Prim. 2017;24(7):405-413.

 

  1. López López, D. Aplicación de cantaridina-podofilotoxina-ácido salicílico en las verrugas plantares recalcitrantes. Gac Med Mex. 2015;151:14-19.

 

  1. Carbajosa Martínez, J; Vega Sánchez,D; Espinobarros Trujillo, D; Arenas, R; Toriello, C. Verruga plantar en mosaico. Un caso tratado con candidina intralesional. Dermatol Rev Mex. 2017;61(2):137-141

 

  1. Becerra Noal, S. Los diferentes tipos de láser y sus aplicaciones en podología. Rev Intern Cien Podol. 2016;10(2):62-69.

 

  1. Sánchez Gómez, R; Florez Olavarria, M. Revisión bibliográfica sobre la eficacia terapéutica de la crioterapia y el láser en el tratamiento de la verruga plantar provocada por el virus del papiloma humano. Eur J Pod. 2016;2(2):69-76.

 

Imágenes:

 

  1. De la Cruz Hernández, E; Betancourt, AM; Soberón ML. Elementos víricos y celulares que intervienen en el proceso de replicación del virus del papiloma humano. Rev oncolog. 2004;6(5):263-271.
Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Divulgación

Exudado: Causas, beneficios y qué hacer con él

Publicado

el

como manejamos el exudado de las heridas

Causas del exudado abundante

La cicatrización de heridas por primera intención puede producir una pequeña cantidad de exudado y sanar sin complicaciones. Sin embargo, algunas heridas crónicas o heridas con dehiscencia quirúrgica que se curan por segunda intención producirán grandes cantidades de exudado. El exudado abundante está relacionado con:

  • Tamaño y posición de la herida.
  • Condiciones subyacentes que aumentan las fugas capilares (insuficiencia cardíaca, renal o hepática).
  • Patología de la herida.
  • Daño en el sistema linfático.
  • Aumento de la carga bacteriana.
  • Medicamentos (por ejemplo, esteroides).
  • Presencia de edema.
  • Si una herida produce altos niveles de exudado y no se maneja de manera adecuada, el lecho de la herida se sobre hidratará. Como resultado, la humedad puede filtrarse hacia los bordes de la herida y producir maceración. Esto hace que la piel sea más propensa a daño. Por ejemplo, las enzimas del exudado de las heridas crónicas pueden causar irritación cutánea.

¿Como abordar lesiones con gran cantidad de exudado?

En nuestros centros CMUC trabajamos con TPN de gran capacidad para absorber gran cantidad de exudado además de ofrecer otros beneficios de los que ofrece la TPN.

Imagen 10. TPN Venturi

Imagen 11. TPN Medela

 

Puedes obtener más información en aquí y aquí y en el Webinar TPN

Imagen 12. TPN en lesión muy exudativa

Imagen 12. TPN en lesión muy exudativa.

El exudado, ¿tiene beneficios?

El exudado desempeña un papel fundamental en la curación de heridas. No sólo proporciona un entorno de curación húmedo, nutrientes y oxígeno a los tejidos en reconstrucción. También facilita la eliminación de productos de desecho y toxinas. Sin embargo, si se presenta exudado excesivo, esto puede ser problemático. La acumulación de proteínas degradantes y otras sustancias tóxicas retrasa la curación al prolongar la inflamación.

Algunos de los beneficios que aporta la secreción de este líquido de los vasos sanguíneos son:

  • Ayuda a la cicatrización evitando que se seque la herida.
  • Proporciona sustancias necesarias en la cicatrización como el agua, el sodio, electrolitos.
  • Colabora en la migración de células reparatorias de tejidos como enzimas proteolíticas y mediadores inflamatorios.
  • Aporta nutrientes esenciales para el metabolismo celular.
  • Permite la expansión de agentes inmunitarios y de crecimiento, por ejemplo, leucocitos.
  • Facilita la separación del tejido lesionado.
  • Los estudios sugieren que el líquido de las heridas agudas puede tener un efecto beneficioso en la cicatrización, mientras que el de las heridas crónicas puede inhibir la cicatrización.
  • Un continuo y exceso de exudado es una mala señal y puede provocar una infección bacteriana por el cumulo de líquido. Es importante tratar y vigilar el exudado, puesto que contiene materiales derivados de microorganismo contaminantes. Cuando no se trata adecuadamente, un nivel excesivo de exudado creará humedad que es lo provocará la proliferación de bacterias.

En el proceso normal de reparación, el volumen de este fluido disminuye gradualmente a medida que la herida se cura.

Os recomendamos leer la entrada publicada sobre cura seca/húmeda.

El diagnóstico de una infección o cualquier otro proceso patológico subyacente se basa en una evaluación e investigación minuciosa. El aumento de la producción de exudado no es prueba suficiente, por sí sola, de un diagnóstico, así como una producción baja de exudado es una característica de las úlceras isquémicas o puede ser indicativa de un problema sistémico, como deshidratación.

Por ello siempre debemos contemplar otros signos y síntomas ante la sospecha de infección otros signos como:

  1. Dolor continuo y/o dolor espontáneo o a la palpación imprevisto.
  2. Tejido de granulación friable que sangra con facilidad.
  3. Aumento de temperatura a nivel local o fiebre.
  4. Formación de ampollas en el lecho herida y/o formación de puentes de epitelio o de tejido blando.
  5. Dehiscencia de la herida.
  6. Eritema (rubor).
  7. Exudado purulento.
  8. Retraso en la cicatrización. En comparación con el valor normal para esa localización / trastorno.
  9. Cambios de color y/o fragilidad en el tejido de granulación.
  10. Presencia de biofilm.

Ante la sospecha de infección, realizar una muestra de la lesión mediante cultivo con frotis con hisopo, aspiración percutánea y/o biopsia.(9)

Además, debemos de identificar si se trata de una contaminación, colonización ( ambos son estadios iniciales de la infección),colonización critica o infección. (10)

     

Contaminación se refiere a la presencia existencia de gérmenes que no llegan a colonizar la lesión, no interfiriendo en el proceso de cicatrización.

Por norma general todas las lesiones crónicas están contaminadas puesto que en la piel existen bacterias

Colonización se refiere a una población de bacterias que proliferan y se multiplican, pero no causan daños ni retrasan el proceso de cicatrización.

Estos dos conceptos se son estadios iniciales de la infección si no los mantenemos a raya.

Colonización Critica se refiere a un aumento de la carga bacteriana con menos de 10ufc/g de tejido además de un estancamiento en la evolución de la lesión sin signos clásicos de infección.

Infección se refiere a la presencia de bacterias de mas de 10ufc/g de tejido y presencia de signos de infección locales y/o sistémicos.

 

Complicaciones asociadas a la infección:

– la fiebre (signo sistémico)

– Celulitis

– Osteomelitis

https://www.ulceras.info/noticias/osteomielitis-parte-1/?highlight=osteo

https://www.ulceras.info/noticias/osteomielitis-parte-2/?highlight=osteo

– septicemia.

https://www.ulceras.info/divulgacion/que-es-la-sepsis/?highlight=infecci%C3%B3n

 

En conclusión, en relación con el exudado, debemos tener presente que:

  • En la fase inflamatoria aumenta el exudado.
  • La Presencia de una gran carga bacteriana da lugar a un aumento de exudado.
  • Un exudado no controlado y aumentado afecta negativamente bloqueando los fibroblastos y queranocitos.
  • Para conseguir una cicatrización óptima el exudado debe controlarse.
  • Puede producir maceración.

¿Cómo manejamos el exudado en CMUC?

Para manejar el exudado, y mantenerlo estable sin demasiada humedad para evitar la maceración ni demasiado seco para evitar la formación de tejido desvitalizado, así como de la piel anexa y perilesional evitando la maceración y/o sequedad con costras, escamas, etc…

Es necesario manejar el exudado basándonos en la elección de los apósitos, cremas y tratamientos adecuados además de productos antimicrobianos, debemos tener en cuenta las necesidades de la lesión, la capacidad y función de los apósitos primarios y secundarios, así como el uso de las terapias alternativas.

Las decisiones deben basarse en la capacidad de los apósitos para reducir el aumento del exudado, eliminar el tejido necrótico, reducir el mal olor, adaptarse al tamaño y forma de la herida, realizar las funciones de preparación del lecho de la herida, así como de la piel perilesional.  El objetivo es tratarla o prevenirla ante los efectos indeseados del exudado, satisfacer las expectativas de los pacientes y cumplir los objetivos del tratamiento.

Al igual que en todas las heridas, es importante examinar frecuentemente el lecho de la herida y los tejidos circundantes para detectar la presencia de signos de aumento de la infección o de infección general, así como deben elegirse otros antimicrobianos o antibióticos en función de los resultados del cultivo, de los análisis de sensibilidad y la necesidad de realización de otras pruebas complementarias.

Si la herida mejora y se resuelven los signos de infección, debe suspenderse el tratamiento y promoverse la cicatrización de la herida en condiciones de humedad siguiendo los protocolos.

Si la herida sigue empeorando o no mejora en un plazo de 7 a 10 días, hay que examinar de nuevo la herida y al paciente, considerar otras posibles causas del deterioro y considerar otros aspectos.

En nuestros centros CMUC, realizamos una valoración inicial, y contamos con un sistema de revaloración continua mediante el trabajo en equipo, escalas de valoración y seguimiento validadas científicamente, que se complementan a nuestro protocolo de trabajo y actuación.

como manejamos el exudado de las heridas

Bibliografía

  1. https://es.slideshare.net/lopezcasanova/exdudado-en-las-heridas-y-utilidad-de-los-apositos
  2. Kerr A. How best to record and describe wound exudate. Wounds UK. 1 de junio de 2014;10:50-7.
  3. https://www.wounds-uk.com/download/resource/1337
  4. www.anedidic.com/descargas/formacion-dermatologica/33/caracteristicas_y_manejo_del_lecho_de_las_heridas_cronicas.pdf
  5. El líquido de las heridas [Internet]. Meditip. 2019 [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.meditip.lat/salud-de-la-a-z/heridas/el-liquido-de-las-heridas/
  6. Chaverri Fierro D. Hipergranulación en heridas crónicas: un problema ocasional pero no infrecuente. Gerokomos. 2007;18(3): 48-52.
  7. https://aeevh.org/download/ewma-documento-de-posicionamiento-gestion-de-la-infeccion-de-la-herida/.
  8. https://gneaupp.info/wp-content/uploads/2014/12/identificacion-de-los-criterios-de-infeccion-en-heridas.pdf.
  9. https://www.menosdiasconheridas.com/infeccion-en-heridas-cronicas/.
  10. GNEAUPP. Normas basicas para la obtencion de una muestra [Internet]. 04:49:06 UTC [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://es.slideshare.net/lopezcasanova/normas-basicas-para-la-obtencion-de-una-muestra-de-una-ulcera-por-presion-y-otras-heridas-cronicas
  11. http://www.ulcerasmadrid.es/_movil/files/9515/0824/1855/Colonizacin_crtica._La_gran_invisible.pdf
  12. https://aeevh.org/wp-content/uploads/2020/05/Spanish_pos_doc_2006.pdf.

 

Continuar leyendo

Divulgación

Exudado: cantidad y color para valoración

Publicado

el

Además de por la propia herida, el exudado está influido por un amplio espectro de factores locales, sistémicos y prácticos. Tradicionalmente, la información acerca del exudado se obtiene a partir del examen de su color, consistencia, olor y cantidad. Estas características pueden indicar componentes, contaminantes o causas subyacentes.

Cantidad de exudado

La cantidad de exudado también influye en su evaluación. Cuando la herida está en proceso de cicatrizar, lo normal es que el exudado se reduzca de forma progresiva. Sin embargo, si no cicatriza como es debido es posible que la producción persista.

Debe de tenerse en cuenta que la cantidad de exudado depende en parte de la superficie.

Por otra parte, hay más factores que pueden influir en la cantidad de exudado. Lo primero es la extensión de la herida. Cuanto mayor es la superficie, más drenaje se producirá. Lo mismo sucede con el tipo de herida. Las quemaduras, las úlceras venosas y las inflamatorias suelen tener exudados abundantes. Sin embargo, hay heridas que tienen poco exudado por su naturaleza como lo son las úlceras isquémicas.

Por ejemplo:

Si hay edema periférico o infección, es más común que sea un exudado abundante. Si la herida se encuentra en la pierna y esta se mantiene en posición de declive, el líquido tiende a salir por gravedad.

En un paciente con una úlcera venosa crónica, el aumento de exudado puede deberse a Inflamación/infección de la herida, períodos prolongados con las piernas en posición de declive, escasa disposición o capacidad de cooperar con la terapia compresiva, desarrollo o deterioro de una insuficiencia cardíaca congestiva y edema periférico.

Imagen 2. Factores que pueden influir en la cantidad de exudado.

Consistencia de exudado

La consistencia puede ser fibrinosa, viscosa, gelatinosa.

Alta viscosidad se refiere al liquido pegajoso y espeso. Contenido proteico elevado se debe a proceso infeccioso y/o inflamatorio.  También puede deberse: material necrótico, fístula entérica, residuo de algunos tipos de apósitos o preparados tópicos.

Cuando es demasiado viscoso o espeso señala una infección y alto contenido de proteínas. Sin embargo, si es un líquido acuoso el contenido proteico es bajo.

El contenido proteico bajo se puede deber: a enfermedad venosa o cardiopatía congestiva, desnutrición, fístula urinaria, linfática o del espacio articular.

Color del exudado

Sabemos que las lesiones tienen colores en su lecho que está relacionado con el color del exudado.

Color negro: heridas necróticas

El tejido necrótico, también denominado escara, se identifica fácilmente por un color negro o marrón oscuro. La escara puede ser seca o húmeda y se presenta como un tejido grueso, en ocasiones desprendido de la superficie de la herida. Es especialmente relevante que el tejido necrótico inhibe las fases proliferativas y de maduración. Esto debido a que evita la formación de tejido de granulación sano, además de la contracción y la epitelización de la herida.

El tejido necrótico es tejido muerto que impide la cicatrización de heridas y debe eliminarse mediante CAH y desbridamiento.

Imagen 3. Lesión con tejido necrótico.

Color amarillo: Tejido fibrinoso.

Una herida de color amarillo indica la presencia de exudado y de microorganismos que se han acumulado. Normalmente, el sistema inmunológico elimina estos gérmenes. Sin embargo, si hay un exceso de proteínas y desechos celulares, estos se hacen visibles y se adquiere un tono amarillento. En esta etapa debe consultar a un especialista.

Los productos de gel ayudan a eliminar el tejido fibrinoso, esfacelo, proteínas, pus y desechos celulares. Los apósitos que unen las bacterias a sus capas pueden contribuir a la reducción de la carga bacteriana y a estimular la cicatrización.

Imagen 4. Lesión con Fibrina.

Color rojo: granulación de heridas

Cuando el color de la herida es rojo quiere decir que la herida está sanando normalmente. La herida ha creado una capa de tejido de granulación que cubre la base de la herida. Comienza de color rosado, pero a medida que se vuelve más grueso, se convierte en un rojo más profundo. Un líquido claro puede filtrarse de la herida, lo cual ayuda a mantener el área limpia. El tejido de granulación puede ser sensible al tacto por lo que puede provocar dolor.

Imagen 5. Lesión con tejido de granulación.

Los apósitos de gran absorción son una alternativa excelente debido a que ayudan a optimizar la granulación.

Es importante tener en cuenta y diferenciar el tejido rojo de granulación con el tejido friable y el tejido hipergranulado. Se trata de un exceso de tejido de granulación que se eleva sobre la superficie en el lecho de una herida y, por tanto, dificulta la cicatrización. Se trata de una respuesta aberrante con sobrecrecimiento de fibroblastos y células endoteliales con una estructura similar al tejido de granulación normal. Se presenta con una existencia esponjosa, friable, de color rojo intenso. Es frecuente que se presente en heridas que se dejan cicatrizar por segunda intención.

Además es importante también identificar la falta de tejido de granulación saludable, el cual puede ser pálido, grisáceo o avascular.

Una vez descartada la malignidad, entre las condiciones que pueden desencadenar hipergranulación en el lecho de la herida se encuentran:

  • Sobreinfección: se suele asociar a exudado elevado, maceración de bordes y sangrado.
  • Dermatitis irritativa, dermatitis alérgica de contacto: secundaria a las fibras y otros componentes de los apósitos y productos tópicos utilizados.
  • Oclusión: se ha asociado la hipergranulación con el uso de apósitos oclusivos, tipo hidrocoloide. Este efecto se ha asociado con varios factores, como la estimulación de la acción de los factores de crecimiento, aumento del edema por el lecho por exudado excesivo y producción de nuevos vasos para compensar el ambiente de hipoxia local.
Imagen 6. Lesión con tejido friable.

Imagen 6. Lesión con tejido friable.

Color rosa: epitelización de heridas

La epitelización es la regeneración del epitelio (piel) sobre una herida y significa la etapa final de curación. El tejido epitelial de color rosa claro-aperlado, por lo general migra hacia adentro desde los bordes de la herida. O bien, puede aparecer como pequeñas islas de tejido sobre la superficie. Para alcanzar la epitelización es necesario mantener un ambiente húmedo y cálido, y proteger con un apósito para evitar infecciones.

Imagen 8. Lesión con tejido de granulación.

El exudado, por tanto, puede tener diferentes colores que nos orientan en el diagnóstico y tratamiento:

–  Claro/ambar: Exudado seroso, que con frecuencia se considera ‘normal’, aunque puede asociarse a infección por bacterias productoras de fibrinolisina como Staphylococcus aureus; también puede deberse a líquido procedente de una fístula urinaria o linfática.

– Rosado/rojizo: Debido a la presencia de eritrocitos, indica lesión capilar (exudado sanguinolento o hemorrágico).

Amarillento o marrón: Puede deberse a la presencia de esfacelos en la herida o material procedente de una fístula entérica o urinaria.

Turbio, lechoso o cremoso: Puede indicar la presencia de hebras de fibrina (exudado fibrinoso, una respuesta a la inflamación) o infección (exudado purulento que contiene leucocitos y bacterias).

Verdoso: Puede ser indicativo de una infección bacteriana, p. ej., Pseudomonas aeruginosa, biofilm.

Gris o azulado: Puede relacionarse con el uso de apósitos que contienen plata.

El color azul, verde o negro también es típico de sobreproducción de ciertas bacterias.

En nuestro próximo artículo os hablaremos del olor del exudado, de las causas del exudado abundante, de sus beneficios y de cómo lo tratamos en CMUC.

¿Te has perdido nuestro último artículo sobre los tipos de exudado? Consúltalo aquí.

 

Bibliografía

  1. https://es.slideshare.net/lopezcasanova/exdudado-en-las-heridas-y-utilidad-de-los-apositos
  2. Kerr A. How best to record and describe wound exudate. Wounds UK. 1 de junio de 2014;10:50-7.
  3. https://www.wounds-uk.com/download/resource/1337
  4. www.anedidic.com/descargas/formacion-dermatologica/33/caracteristicas_y_manejo_del_lecho_de_las_heridas_cronicas.pdf
  5. El líquido de las heridas [Internet]. Meditip. 2019 [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.meditip.lat/salud-de-la-a-z/heridas/el-liquido-de-las-heridas/
  6. Chaverri Fierro D. Hipergranulación en heridas crónicas: un problema ocasional pero no infrecuente. Gerokomos. 2007;18(3): 48-52.
  7. https://aeevh.org/download/ewma-documento-de-posicionamiento-gestion-de-la-infeccion-de-la-herida/.
  8. https://gneaupp.info/wp-content/uploads/2014/12/identificacion-de-los-criterios-de-infeccion-en-heridas.pdf.
  9. https://www.menosdiasconheridas.com/infeccion-en-heridas-cronicas/.
  10. GNEAUPP. Normas basicas para la obtencion de una muestra [Internet]. 04:49:06 UTC [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://es.slideshare.net/lopezcasanova/normas-basicas-para-la-obtencion-de-una-muestra-de-una-ulcera-por-presion-y-otras-heridas-cronicas
  11. http://www.ulcerasmadrid.es/_movil/files/9515/0824/1855/Colonizacin_crtica._La_gran_invisible.pdf
  12. https://aeevh.org/wp-content/uploads/2020/05/Spanish_pos_doc_2006.pdf.

Continuar leyendo

Divulgación

Exudado de las heridas

Publicado

el

El exudado de las heridas es un fluido de diferentes colores y viscosidades que está compuesto por diferentes sustancias. La palabra exudado como tal, hace referencia al líquido que se filtra de los vasos sanguíneos. Es similar al plasma. Es decir, la parte líquida de la sangre, con una concentración alta de proteínas.

Este líquido se filtra desde los capilares sanguíneos. El filtrado depende de la permeabilidad y de la diferencia de presiones entre el líquido intracelular y el extracelular. Lo habitual es que el filtrado vuelva a reabsorberse por los propios capilares.

Además, la pequeña cantidad que no es reabsorbida por el sistema circulatorio pasa al sistema linfático. Así vuelve de nuevo a la sangre. De esta manera, se mantiene una situación de equilibrio entre los líquidos de todo el cuerpo

El exudado de las heridas se produce por el proceso inflamatorio que se desencadena al producirse una lesión. Cuando hay una agresión al organismo, se liberan una serie de sustancias que aumentan la permeabilidad de los capilares.

Al haber más permeabilidad, las células del sistema inmunitario y las sustancias proinflamatorias puedan desplazarse al lugar de la lesión. Por eso se produce un exceso de líquido que se filtra a través de la herida.

Imagen 1. Mecanismos que explican la producción de exudado.

 

¿Por qué se produce el exudado?

El exudado de las heridas se produce como respuesta a la agresión ya que contiene diversas sustancias que cumplen funciones importantes en la cicatrización.

En primer lugar, el agua y los electrolitos, como el sodio, son componentes fundamentales. En el exudado de las heridas también hay células del sistema inmunitario (leucocitos), enzimas proteolíticas y mediadores inflamatorios.

Estos mediadores son sustancias que se encargan de estimular aún más la migración de las células del sistema inmunitario a esa zona. El exudado contiene factores de crecimiento que se encargan de estimular la proliferación celular para curar la herida.

Sin embargo, el exudado en las heridas puede tener otros efectos. En aquellas heridas que no cicatrizan y se cronifican, este compuesto presenta más mediadores inflamatorios y enzimas proteolíticas.

Los estudios sugieren que el líquido de las heridas agudas puede tener un efecto beneficioso en la cicatrización, mientras que el de las heridas crónicas puede inhibir la cicatrización. Un continuo y exceso de exudado es una mala señal y puede provocar una infección bacteriana por el cumulo de líquido. Es importante tratar y vigilar el exudado, puesto que contiene materiales derivados de microorganismo contaminantes. Cuando no se trata adecuadamente, un nivel excesivo de exudado creará humedad que es lo que provocará la proliferación de bacterias, así como un deterioro de la piel perilesional y miembro afecto.

Por eso en nuestros centros CMUC siempre intentamos mantener un equilibrio del exudado, mediante el uso de apósitos y cremas, además del uso de tratamientos coadyuvantes como por ejemplo el ozono, para mantener tanto el lecho, la piel perilesional y el miembro afecto con la cantidad de exudado que precise, o paliar los efectos indeseados de la piel provocados por el exudado.

Os recomendamos ver nuestro protocolo de cuidados CMUC mediante las 3H de la piel.

Tipos de exudado

Serosanguinolento

Es un líquido claro ligeramente más viscoso que el agua que está compuesto de células sanguíneas y líquido seroso. Su presencia indica un daño capilar y se suele presentar en heridas quirúrgicas o al cambiar un apósito de un trauma.

Seroso

Por lo general un líquido seroso indica que la curación procede de forma adecuada. El líquido seroso se encarga de limpiar los restos de células muertas de la piel.

Sanguinolento

Este exudado es acuoso y algo más rojizo porque contiene sangre. Su presencia indica un daño en un vaso sanguíneo.

Purulento

Este líquido viscoso es de color opaco, marrón o gris y es rico en glóbulos blancos, células inflamatorias y fístulas. Este exudado indica la presencia de una infección bacteriana.

Hemorrágico

Este sangrado es el más rojizo e indica una lesión más importante. Cuando se aprecia un sangrado rojizo intenso y más espeso que puede significar un daño en un vaso sanguíneo debido a una infección o trauma.

En nuestro siguiente artículo sobre el exudado te enseñaremos a diferenciar el aspecto del exudado para tener en cuenta en su valoración.

Bibliografía

  1. https://es.slideshare.net/lopezcasanova/exdudado-en-las-heridas-y-utilidad-de-los-apositos
  2. Kerr A. How best to record and describe wound exudate. Wounds UK. 1 de junio de 2014;10:50-7.
  3. https://www.wounds-uk.com/download/resource/1337
  4. www.anedidic.com/descargas/formacion-dermatologica/33/caracteristicas_y_manejo_del_lecho_de_las_heridas_cronicas.pdf
  5. El líquido de las heridas [Internet]. Meditip. 2019 [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.meditip.lat/salud-de-la-a-z/heridas/el-liquido-de-las-heridas/
  6. Chaverri Fierro D. Hipergranulación en heridas crónicas: un problema ocasional pero no infrecuente. Gerokomos. 2007;18(3): 48-52.
  7. https://aeevh.org/download/ewma-documento-de-posicionamiento-gestion-de-la-infeccion-de-la-herida/.
  8. https://gneaupp.info/wp-content/uploads/2014/12/identificacion-de-los-criterios-de-infeccion-en-heridas.pdf.
  9. https://www.menosdiasconheridas.com/infeccion-en-heridas-cronicas/.
  10. GNEAUPP. Normas basicas para la obtencion de una muestra [Internet]. 04:49:06 UTC [citado 17 de mayo de 2022]. Disponible en: https://es.slideshare.net/lopezcasanova/normas-basicas-para-la-obtencion-de-una-muestra-de-una-ulcera-por-presion-y-otras-heridas-cronicas
  11. http://www.ulcerasmadrid.es/_movil/files/9515/0824/1855/Colonizacin_crtica._La_gran_invisible.pdf
  12. https://aeevh.org/wp-content/uploads/2020/05/Spanish_pos_doc_2006.pdf.

 

Continuar leyendo

Tendencia