Connect with us

Noticias

Día Mundial del Corazón ❤️ 2020

Published

on

By

El 29 de septiembre celebramos mundialmente el día del corazón, el motor que hace funcionar nuestro cuerpo.

Se considera el músculo más fuerte de nuestro organismo, pues a pesar de su pequeño tamaño, es capaz de soportar presión de manera constante y no deja de trabajar en ningún momento, pues es el centro del sistema circulatorio y responsable de que todos los órganos y tejidos del cuerpo estén sanos. El corazón humano late de media 80 veces por minuto, a lo largo de la vida late más de 3000 millones de veces. Durante una actividad física intensa puede llegar a los 200 latidos por minuto.  (1)(2)

 

La entrada de esta semana va dedicada a este órgano, ya que la mayoría de nuestros pacientes padecen alguna enfermedad del corazón y esta puede influir en la evolución de las heridas.

Anatomía y fisiología

El corazón es el órgano principal del aparato circulatorio, el que propulsa la sangre en el interior del organismo a través de los vasos sanguíneos. Este bombea más de unos 5 litros de sangre cada minuto, al día son más de 7000 litros. Se compone en esencia por tejido muscular (miocardio) y, en menor proporción, por tejido conectivo y fibroso (tejido de soporte, válvulas, etc.). (1)(2)

Es un órgano muscular hueco con cuatro cavidades (cámaras), en forma de cono, su tamaño corresponde al puño de la persona, el peso medio oscila entre 250 y 300g (representa el 0,45% del peso corporal en el hombre y el 0,40% del peso corporal en la mujer). En el caso de deportistas, el corazón casi siempre presenta un aumento fisiológico de su peso. (1)(2)

Lo podemos encontrar en la parte central de nuestro tórax (mediastino inferior), por detrás del esternón y delante del esófago, la aorta y la columna vertebral. A ambos lados se hallan los pulmones. El corazón descansa sobre el diafragma, un músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal, justo sobre la parte central fibrosa del músculo. No se encuentra completamente en una situación medial, pues en su parte inferior está ligeramente inclinado hacia el lado izquierdo (cerca de una cuarta parte a la derecha y tres cuartas partes a la izquierda de la línea medial). (2)

Se halla dentro de una bolsa fibroserosa (el pericardio), que los separa de los órganos contiguos. La bolsa pericárdica tiene dos hojas: una interna sobre la superficie cardíaca y otra externa fijada a los grandes vasos que salen del corazón. Entre ambas hojas existe una escasa cantidad de líquido, este evita su roce cuando éste late. La superficie más externa del pericardio está fijada a las estructuras próximas mediante ligamentos al diafragma, columna vertebral y la pleura de ambos pulmones. (1)(2)

El corazón recibe la sangre de los órganos y los tejidos, la bombea hacia los pulmones para su oxigenación, y luego recibe esta sangre oxigenada desde los pulmones para bombearla hacia el resto del cuerpo, enviando oxígeno y nutrientes a las células corporales (importante para que los otros órganos y tejidos puedan desempeñar su función). (1)(2)

Las partes del corazón como los ventrículos, las aurículas, las válvulas, tabiques o nódulos son aquellas que hacen funcionar a este órgano para que pueda bombear la sangre hacia todos los órganos y tejidos. (1)(2)

La pared del corazón se conforma de tres capas(1)(2)

  • El epicardio es la membrana viscosa que recubre la parte externa del corazón. Tiene una importante cantidad de tejido adiposo (grasa), está formado por dos capas de células que protegen el corazón y en donde nacen las principales arterias y venas.
  • El miocardio es el tejido muscular del corazón, formado por células llamadas cardiomiocitos y se sitúa por debajo del epicardio. Es un músculo que funciona involuntariamente y así permite la contracción del corazón.
  • El endocardio es una membrana que recubre las partes internas del corazón.

También está envuelto por un “saco” membranoso conocido como el pericardio, que encierra un líquido que lo lubrica durante su movimiento.(1)(2)

El corazón se compone de cuatro cámaras huecas, dos aurículas y dos ventrículos (están conectadas por unas válvulas, al igual que unas válvulas separan los ventrículos de las venas con las que se conectan). Estas cuatro cámaras cardíacas están formadas por tejido miocárdico (músculo cardíaco)(1)(2) :

  • Aurículas. Son las cámaras superiores del corazón, hay una derecha y una izquierda, sus paredes son más o menos delgadas, que soportan poca presión. Se consideran “bombas de refuerzo” y cada una se une en su parte inferior con un ventrículo. Más que “bombas” funcionan como depósitos de sangre para sus respectivos ventrículos. Se contraen antes que los ventrículos y ambas lo hacen casi al mismo tiempo. Su contracción facilita el vaciado de la sangre en su interior para llenar los ventrículos con los que se conectan.
  • Ventrículos. Son las cámaras inferiores del corazón y son las verdaderas “bombas” que proyectan la sangre hacia los pulmones y el resto de los órganos y tejidos corporales. También son dos, uno izquierdo y uno derecho, y se conectan cada uno con la aurícula izquierda y derecha. Están formadas por numerosas fibras musculares, que son responsables de la contracción que propulsa la sangre fuera de los ventrículos.

La aurícula y el ventrículo derecho reciben la sangre sistémica (pobre en oxígeno) y la bombean hacia los pulmones. Mientras que la aurícula y el ventrículo izquierdo reciben la sangre de los pulmones (rica en oxígeno) y la bombean hacia todo el cuerpo.

El corazón tiene cuatro válvulas unidireccionales que permiten el flujo sanguíneo en un solo sentido y evitan que la sangre regrese cuando las presiones cambian. Están compuestas por láminas de tejido fibroso flexible y resistente que está recubierto de endotelio. Los dos grupos de válvulas funcionan en secuencia, cuando unas se abren las otras se cierran y al revés. Diferenciamos entre  (1)(2):

  • Válvulas auriculoventriculares (mitral y tricúspide). Estas permiten el paso desde las aurículas hacia los ventrículos durante la diástole (la fase de relajación de los ventrículos) y impiden el flujo sanguíneo en sentido contrario durante la sístole (la fase de contracción de los ventrículos).
  • Válvulas semilunares o sigmoideas (aórtica y pulmonar). Estas permiten el flujo de la sangre desde los ventrículos hacia las arterias (aorta y pulmonar) durante la sístole y impiden el flujo en sentido contrario (el paso de la sangre desde las arterias hacia los ventrículos) durante la diástole.

Las láminas de tejido fibroso que separan las cámaras cardíacas se llaman tabiques. Diferenciamos entre el tabique interauricular (que separa ambas aurículas) y el tabique interventricular (que separa ambos ventrículos). Su función principal es la de evitar la mezcla de la sangre entre las cámaras izquierda y derecha.(1)(2)

La contracción y relajación del músculo cardíaco depende de un grupo especial de células que se encarga de la generación y la conducción de impulsos eléctricos desde las aurículas hacia los ventrículos, estas células están en estructuras llamadas nodos y fascículos.

El corazón posee un sistema de autoexcitación eléctrica que dispara espontáneamente los latidos cardíacos (las contracciones) con un ritmo y una frecuencia determinados. Las células responsables se encuentran en una estructura llamada el nodo sinusal o nodo sinoauricular, actúa como un marcapasos natural del corazón y se localiza en la parte alta de la aurícula derecha, cerca de la desembocadura de la vena cava.  (1)(2)

Las cámaras cardíacas y los vasos sanguíneos están conectados en dos circuitos distintos(1)(2) :

  • El circuito sistémico es el que inicia en el ventrículo izquierdo, que impulsa sangre oxigenada hacia la aorta. Esta sangre llega a todas las arterias del cuerpo, circula por todos los capilares donde entrega oxígeno a los tejidos y se recoge en todas las venas y vénulas del cuerpo para regresar al corazón a través de las venas cavas, que desembocan en la aurícula derecha.
  • El circuito pulmonar inicia cuando la sangre desoxigenada pasa de la aurícula derecha hacia el ventrículo derecho. Esta sangre sale por el tronco de la arteria pulmonar y se distribuye por las arterias pulmonar derecha e izquierda hacia los capilares pulmonares, donde es oxigenada, luego es recogida por las venas pulmonares y transportada hasta la aurícula izquierda, donde vuelve a repetirse el circuito sistémico.

Las necesidades nutricionales y de oxígeno que necesita el músculo cardíaco no provienen de la sangre contenida en las cámaras cardíacas. El corazón tiene su propio sistema vascular, mediante el cual recibe la sangre que contiene todos los elementos necesarios para su funcionamiento y sobrevivencia. Este sistema es el sistema coronario, inicia en la base de la arteria aorta, justo después de la válvula aórtica. Está formado por las arterias coronarias derecha e izquierda, que se ramifican y se distribuyen por todo el tejido miocárdico. La sangre de retorno es recogida finalmente por el seno venoso y unas venas cardíacas que acaban en las cámaras cardíacas.

También no nos podemos olvidar de nombrar el Haz de His y las fibras de Purkinje, son los tejidos que conducen el impulso eléctrico por todo el corazón, haciendo que el latido llegue a todas las cavidades.(1)(2)

Enfermedades cardíacas

Síndrome de Marfan

Es también una enfermedad hereditaria que afecta al tejido conjuntivo (las fibras que sujetan los órganos del organismo) de todo el cuerpo. Afecta a diferentes órganos, pero en especial deriva en problemas en el corazón. La degeneración del tejido conjuntivo del corazón hace que haya malformaciones en las válvulas cardíacas, problemas de funcionalidad, mayor tendencia a la formación de coágulos, desgarros en las arterias coronarias. No existe una cura, el mejor tratamiento es la administración de medicamentos para mantener estable la presión arterial (y así dañar menos el corazón), y seguir un estilo de vida lo más saludable posible. Posiblemente con el tiempo el paciente deba someterse a una cirugía para reparar de degeneración en el corazón y evitar complicaciones más graves.

Síndrome de Brugada

Se trata de un trastorno de origen normalmente hereditario en el que la persona tiene un mayor riesgo de padecer arritmias graves. Aunque muchas veces la causa es hereditaria por parte de los padres, en algunos casos pueden ser debido a alteraciones metabólicas, desequilibrios químicos en la fisiología del corazón o a problemas estructurales de este durante su desarrollo. Se suele manifestar a partir de la edad adulta y se diagnostica fácilmente con un electrocardiograma (se puede observar un patrón propio de este trastorno. Los síntomas son mareos y desmayos frecuentes, dificultad para respirar, taquicardias, palpitaciones en el pecho. Puede acabar en un paro cardíaco repentino, por eso es muy importante controlar la enfermedad. El tratamiento suele ser la administración de fármacos (que eviten que el corazón lata a un ritmo demasiado alto) y en la implantación de un desfibrilador.

Valvulopatía

Un trastorno que afecta a la fisiología o anatomía de las válvulas cardíacas. La causa más común es el propio envejecimiento, pero también las infecciones, los traumatismos y otras enfermedades cardíacas pueden degenerar estas estructuras. La gravedad depende del grado de afectación en las válvulas. Una valvulopatía no suele ser un problema grave y puede controlarse siguiendo un estilo de vida saludable. Si están muy dañadas puede derivar en una insuficiencia cardíaca y entonces el médico decidira si es necesario una cirugía.

Endocarditis

Es una infección del corazón, causada por la colonización por parte de una bacteria o virus del endocardio (el recubrimiento interno de las cavidades del corazón). Estos patógenos llegan al corazón cuando pasan a la sangre una vez que entran en el cuerpo a través de la boca u otros orificios (por ejemplo heridas). Los primeros síntomas son parecidos a los de una gripe, hay que añadir la presencia de soplos cardíacos (sonidos que indican que algo no funciona bien en el corazón), dificultad para respirar, edema en las extremidades inferiores, dolor en las articulaciones. Debe tratarse rápido para evitar que la infección destruya los músculos cardíacos o dañe las válvulas cardíacas. El tratamiento consiste normalmente en la administración de antibióticos, puede ser necesaria una cirugía si la infección es más grave o los antibióticos no sean eficaces.

Cardiopatía congénita

Es aquel trastorno en la fisiología o estructura del corazón que está presente desde el nacimiento, por lo que no hay forma de prevenirla. Engloba muchos problemas cardíacos diferentes, dependiendo de la naturaleza con una mayor o menor gravedad. Puede provocar miocardiopatías, arritmias, tendencia a la formación de coágulos. El tratamiento depende de la cardiopatía que se sufra, no se puede prevenir su desarrollo pero es muy importante que los afectados sigan un estilo de vida lo más saludable posible, ya que esto reduce la probabilidad de que derive en otros trastornos más graves.

Arritmias cardíacas

Son los trastornos del corazón en el que hay una alteración en el ritmo de los latidos. Puede relacionarse con una frecuencia de latidos demasiado alta (taquicardia), muy baja (bradicardia) o bien porque el corazón late de forma irregular. Sus causas van desde factores genéticos hasta el estilo de vida, y por eso no siempre es posible prevenirlas. Normalmente sus síntomas son sensación de agitación en el pecho, dolor en el tórax, sudoración, mareos y desmayos, sudoración. En los casos mas graves estas aumentan el riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca. En la mayoría de los casos el tratamiento consiste en toma de fármacos, también puede ser útil fisioterapia para controlar la respiración o el implantar un marcapasos.

Síndrome del corazón roto

Más que una enfermedad es una condición clínica en que la que se produce de forma temporal una alteración en el bombeo del corazón debido a una situación emocionalmente muy estresante. Su causa es una producción excesiva de hormonas del estrés, que cuando se encuentran en la sangre pueden provocar que la función del corazón se vea afectada. No es un trastorno grave y normalmente remite por sí solo al poco tiempo y sin dejar secuelas. No existe una prevención ni un tratamiento posible, debido a que es la respuesta natural de nuestro cuerpo ante situaciones que nos impactan mucho (por ejemplo la muerte de un ser querido).

• Miocardiopatías

Una enfermedad del corazón en la que los músculos cardíacos están dañados, por lo que este no puede funcionar correctamente, no llega a bombear la cantidad suficiente de sangre. En muchos casos se desconocen sus causas, aunque hay distintas situaciones que pueden provocarlas como la hipertensión, taquicardias, alcoholismo, problemas durante el parto, alteraciones en las válvulas cardíacas, haber sufrido un infarto en el pasado, etc..  Los síntomas que aparecen son debilidad, fatiga, hinchazón de las extremidades, tos constante, mareos, desmayos, sensación de presión en el pecho, falta de aliento, etc.. Existen varios tratamientos entre la administración de medicamentos, la implantación de un marcapasos, los procedimientos quirúrgicos, etc.

• Infarto de miocardio

Más conocido como ataque al corazón, es la emergencia médica más grave, ya que si se produce, el tiempo que se tiene para evitar el fallecimiento del paciente es muy breve. Estés infartos los provoca un taponamiento de las arterias coronarias, lo que hace que el corazón no reciba sangre y no pueda bombearla al resto del cuerpo. Este bloqueo en las arterias se debe a la presencia de un coágulo (que se forma debido al exceso de colesterol en sangre). La mayoría de los infartos de miocardio pueden evitarse llevando un estilo de vida saludable. Otros no es posible prevenirlos debido a la genética y a factores hormonales. El tratamiento debe ser administrado inmediatamente, este consiste en aporte externo de oxígeno, administración de medicamentos por vía intravenosa y terapia por desfibrilador (si el personal médico lo considera necesario).

• Cardiopatía isquémica

Es la enfermedad que más muertes causa en todo el mundo, ya que suele provocar infartos y insuficiencia cardíaca, imposibilita que el corazón bombee la sangre correctamente. Consiste en una acumulación de grasas en las arterias coronarias, esto conlleva a una inflamación y estrechamiento de estos vasos sanguíneos. Si no es tratada a tiempo puede resultar mortal. Sus principales causas son la mala alimentación, la falta de actividad física, el tabaquismo, la hipertensión, el sobrepeso, la hiperglucemia etc. . Existen tratamientos para ralentizar su progreso y evitar que derive en otras afecciones cardíacas más graves.

Si el corazón está dañado, no puede bombear la sangre con la fuerza necesaria para que llegue a todo el cuerpo. Esto afecta la curación de las heridas (sobre todo si se encuentran en las extremidades inferiores) pues no le llega el oxígeno suficiente y los nutrientes necesarios.

También puede afectar a la movilidad, ya que el paciente se encuentra fatigado y con menos fuerzas para caminar. O el simple hecho de caminar puede estresar al corazón enfermo. Esto deriva en que el paciente pasa más tiempo sentado o en cama, y aumenta el riesgo de padecer una úlcera por presión.

Recomendaciones en su cuidado

Practicar ejercicio

De forma moderada (al menos durante 30 minutos al día).

Controlar el peso

Con el exceso de peso, el cuerpo almacena más grasas y colesterol, los cuales son perjudiciales para el corazón.

Controlar la tensión arterial

Cuanto más alta es, más esfuerzo debe realizar el corazón para bombear la sangre hacia todo el cuerpo, esto aumenta el riesgo de daño en el corazón. Puede también aumentar el tamaño del corazón (perjudicial, pues no viene acompañado por un aumento del riego sanguíneo).

Controla tus niveles de glucosa en sangre

Si estos se elevan (hiperglucemia) provocan un daño en los vasos sanguíneos así como un estrechamiento de las arterias.

Practica ejercicio

De forma moderada (al menos durante 30 minutos al día).

Mantén tu peso normal

Con el exceso de peso, el cuerpo almacena más grasas y colesterol, los cuales son perjudiciales para el corazón.

Controla la tensión arterial

Cuanto más alta es, más esfuerzo debe realizar el corazón para bombear la sangre hacia todo el cuerpo, esto aumenta el riesgo de daño en el corazón. Puede también aumentar el tamaño del corazón (perjudicial, pues no viene acompañado por un aumento del riego sanguíneo).

Se considera una tensión normal aquella que se encuentra entre los valores de 120-140 mmHg de sistolica (máxima) y 60-70 mmHg de diastólica (mínima).

Dieta cardiosaludable

Baja en sal y azúcares, libre de grasas saturadas. Elige alimentos ricos en grasas “buenas” como el pescado y los aceites de oliva. Consume vegetales, legumbres, cereales, frutas y aves como el pollo. Evita el consumo de alcohol y de bebidas azucaradas. Una pieza al día de fruta reduce hasta un 34% el riesgo de desarrollar un problema cardíaco, ya que la fruta es cardioprotectora por su riqueza en potasio, fibra, ácido fólico, antioxidantes y fitoquímicos. Ademas de evitar las dietas ricas en sal.

Evita el tabaco

La incidencia de las enfermedades cardiovasculares es tres veces mayor en los fumadores. La nicotina y el monóxido de carbono pueden provocarnos una cardiopatía isquémica (infarto de Miocardio) o una angina de pecho. Tres años después de dejarlo el riesgo de infarto es el mismo que el de una persona que nunca ha fumado.

Reducir niveles de estrés

Reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Controlar los niveles de glucosa

Si estos se elevan (hiperglucemia) provocan un daño en los vasos sanguíneos así como un estrechamiento de las arterias.

Reír

Tiene muchos beneficios para nuestro corazón, pues al reir liberamos endorfinas (hormonas que contribuyen a la vasodilatación, esto aumenta la circulación de la sangre y mejoran el funcionamiento del corazón).

Dormir bien

Evita infartos. El dormir mal por las noches le puede pasar factura al corazón.

Cuidar la alimentación

Importante también es cuidar tu boca, para impedir que las bacterias que ahí hay acaben llegando al corazón, manteniendo una buena higiene bucal y acudiendo al dentista anualmente.

Aunque tengas un determinado factor de riesgo no significa que vayas a desarrollar una enfermedad cardiovascular. Tampoco te protege la ausencia de factores de riesgo.

Presentar varios factores de riesgo a la vez aumentan el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, ya que unos aumentan con la presencia de otros.

Y recuerda que siempre es un buen momento para empezar a seguir una vida saludable y alejar riesgos.

Bibliografía:

 

  1. Sobotta. Paulsen, F. y Waschke, J.. Atlas de anatomía humana vol.2:Órganos internos. Alemania . [monografía en Internet]. Alemania,2017. [acceso el 26 de agosto 2020]. Disponible en https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=6SNwDwAAQBAJ&oi=fnd&pg=PP1&dq=anatomia+corazon+humano&ots=DoSQqlxABO&sig=MmSKVXqjipk28YZ76Fkf7Km0Fo0#v=onepage&q&f=false
  2. ManualModerno. Chiu, G.S. Cardiología. [monografía en Internet].2017. [acceso el 26 de agosto 2020]. Disponible en https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=-URGDgAAQBAJ&oi=fnd&pg=PT35&dq=anatomia+corazon+humano&ots=rgmvSlDZnP&sig=ntUzYVDSNFzWVPS-L-uQiL_2N0c#v=onepage&q&f=false
  3. Medicoplus. Bertran Prieto, P. Las 10 enfermedades cardíacas más comunes. [monografía en Internet].2020. [acceso el 10 de septiembre 2020]. Disponible en https://medicoplus.com/cardiologia/enfermedades-cardiacas-mas-comunes
  4. CardioAlianza.¿Cómo cuidar tu corazón).[monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://cardioalianza.org/cuida-tu-corazon/
  5. Saber vivir. 12 consejos para cuidar tu corazón.[monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://www.sabervivirtv.com/cardiologia/consejos-cuidar-corazon_546

Imágenes:

 

  1. Fundación española del corazón. Día mundial del Corazón 2020.[monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://fundaciondelcorazon.com/actualidad/dia-mundial-del-corazon/3593-dia-mundial-del-corazon-2020.html

 

  1. Medicoplus. Bertran Prieto, P. Las 10 enfermedades cardíacas más comunes. [monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://medicoplus.com/cardiologia/enfermedades-cardiacas-mas-comunes

 

  1. lifeder.com. Parada, R. Partes del corazón y sus funciones:estructura, arterias, venas. [monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://www.lifeder.com/corazon-partes-funciones/

 

  1. 65ymás. Dieta cardiosaludable:¿cuáles son los ingredientes del plato perfecto?[monografía en Internet].2019. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en https://www.65ymas.com/salud/alimentacion/dieta-cardiosaludable_8918_102.html

 

  1. Medininca.blogspot. Medicina para el siglo XXI.[monografía en Internet].2020. [acceso el 15 de septiembre 2020]. Disponible en http://medininca.blogspot.com/2007/11/un-programa-de-ejercicio-fsico-regular.html

Continue Reading

Noticias

Introducción a la Celulitis Infecciosa

Published

on

By

celulitis infecciosa signos

Introducción (1-3)

La celulitis es una infección aguda piógena de la piel y los tejidos blandos que produce gran morbilidad y graves gastos al sistema de salud en todo el mundo.

Es la infección de partes blandas más frecuente, con una incidencia estimada de 2 casos por 1.000 pacientes-año (McNamara DR, 2007). (más…)

Continue Reading

Noticias

CASO – Úlcera plantar

Published

on

By

CASO - ulcera plantar

Caso

Se presenta el caso clínico de un paciente de 58 años que padece de una ulcera plantar diabética neuropatica en pie derecho, tras 4 meses de tratamiento combinando ozonoterapia gas local, cura en ambiente húmedo y descarga con fieltro adhesivo, se logra la epitelización de la lesión.

(más…)

Continue Reading

Noticias

Influencia de la liberación de puntos gatillo miofasciales (PGM) en el tratamiento de cefaleas tensionales

Published

on

By

liberación de puntos gatillo

Introducción

Dentro de todas las patologías susceptibles de ser abordadas desde la fisioterapia, y habiendo gran variedad de las mismas: procesos inflamatorios, traumatismos, impotencia muscular, edemas linfáticos, problemas neurológicos… Hay una de ellas a la que nos enfrentamos muy habitualmente, pero que es una gran desconocida por la mayoría de nuestros pacientes. El Síndrome de Dolor Miofascial (SDM) es un problema muy recurrente entre la población. Afecta principalmente a los músculos y es reconoce por su irradiación del dolor hacia otras zonas del cuerpo, por lo que, en numerosas ocasiones, el paciente confunde el origen del dolor. Este SDM se manifiesta mediante los Puntos Gatillo Miofasciales (PGM) (2).

 

Los PGM son  puntos irritables de dolor en un nódulo dentro de una banda tensa palpable de un músculo. Su dimensión suele ser pequeña, de tamaño parecido a un grano de arroz, hasta un bulto grande (1).Hay dos clasificaciones para los PGM cuando hablamos en términos de dolor, el “punto gatillo activo”, que dolerá en reposo, sobretodo en su área de irradiación,  y a la palpación, y el “punto gatillo latente”, que sólo dolerá cuando ejercemos una presión sobre él (1,2). Cada  músculo tiene descritos varios puntos en los que puede producirse una irritación de dichos PGM, así, en cada músculo tendremos dos tipos de PGM, los “puntos gatillo centrales” que se encuentran en el centro del vientre muscular, y los “puntos gatillo satélite” que son la respuesta a un punto gatillo central, muchas veces los puntos gatillo satélite,  se inhiben tratando el punto gatillo central (3).

(más…)

Continue Reading

Tendencia

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.