Conecte con nosotros

Divulgación

Estudio de la cicatrización de heridas crónicas no infectadas RYM

Publicado

el

Por

Introducción

El ácido hialurónico (AH) es un componente natural presente en altas concentraciones en la piel. Está demostrado que la adición de AH exógeno acelera el proceso de cicatrización y mejora la calidad de la cicatriz.

La crema que se utiliza es un polisacárido biológico. Sus propiedades hidrofílicas, proporciona un medio hidratado entre las células, facilitando su migración.

Objetivo

Cicatrización definitiva de las úlceras no infectadas en la última fase de granulación, así como heridas estancadas y así conseguir la recuperación de la calidad de vida de los pacientes.

Material y método

Se limpia y realiza fomento con solución polihexanida 0,1%, posteriormente se aplica una capa fina de crema cicatrizante sobre la superficie de la herida y se cubre con apósito de trama de poliéster adaptable e impregnada de partículas de hidrocoloide y vaselina estéril, para mantener la humedad en el lecho de la lesión y evitar posibilidad de cambios traumáticos, posteriormente compresas o apósitos.

Cambio cada 24 o 48 horas.

Resultados

Cicatrización total de las úlceras

Conclusiones

El uso de la crema cicatrizante con A.H, ha conseguido el avance del tejido de granulación hacia la epitelización en heridas de evolución tórpida o úlceras no infectadas.

Continuar leyendo
Publicidad

Divulgación

Caso Clínico – Úlcera Venosa de Paciente con Patologías Múltiples

Paciente varón de 63 años dependiente para las ABVD acude por ulcera en MII de un año de evolución, con dolor agudo que ha empeorado, requiriendo ingreso hospitalario para tto. IV ATB. Siendo dado de alta el jueves.

Publicado

el

Paciente varón de 63 años dependiente para las ABVD acude por ulcera en MII de un año de evolución, con dolor agudo que ha empeorado, requiriendo ingreso hospitalario para tto. IV ATB. Siendo dado de alta el jueves.

Firma CTO y se cursa HC.

Se observa lesión en zona tibial hacia maleolo interno y externo de MII con fibrina desnaturalizada + biofilm + enrojecimiento perilesional y exudado abundante.

Lesión superior por rascado con fibrina desnaturalizada. Refiere picor agudo debiendo tomar antihistaminicos.

Perímetro de la úlcera 49cm2 en MID se observa xerosis de la piel con costras y picor según refiere.

Valoración

  • Palpación pulsos +
  • Señal doppler +
  • ITB MID 1.09
  • ITB MII 1.25
  • Escala CEAP : C6.
  • Escala Fedpalla grado II pronostico bueno para la epitelización.
  • Escala EVA: 10 en reposo +10 al tacto.
  • Escala WIFI Grado 0.
  • Pruebas de sensibilidad en ambos pies débil. Posible neuropatía diabética.

Se procede a CAH tras desbridamiento cortante y vendaje compresivo 20 mmhg. Se toma cultivo siendo positivo a:

Resultado cultivo positivo a morganella morganii abundante que se trató con Ciprofloxacino VO pautado por MAP.

Antecedentes Previos

  • DMID
  • Irenal Crónica
  • HTA
  • Artrosis de caderas
  • Cardiopatía con Marcapasos + Cardiopatía Isquémica Crónica con IAM
  • Dislipemia
  • Obesidad

Fecha de Ingreso

30/10/2020

Fecha de Alta

03/05/2021

Se observa una epitelización tras 7 meses de tratamiento con curas en ambiente húmedo, bajo el concepto TIME, DOMINATE, cumpliendo siempre con las 3 H de la piel y combinando el tratamiento con ozonoterapia gas local en bolsa de estanco.

El paciente ingreso en silla de ruedas, y posteriormente comenzó a deambular con soporte de apoyo tras reducir el edema y el dolor incapacitante. A su llegada muestra cifras de glucemias elevadas en torno a 250 mg/dl en ayunas. Por lo que se realizó educación sanitaria, con cambio de hábitos higiénico dietéticos.

Se propone activación de circulación mediante ejercicios domiciliarios, ya que la elevación del miembro era imposible por su problema de caderas.

El tratamiento se inició con 3 curas semanales, la primera semana y posteriormente a 2 curas semanales por la distancia de traslado del paciente para realizar su tratamiento.

pacientes
Continuar leyendo

Divulgación

Enfermedad MANO 🖐 – PIE 🦶 – BOCA 👄

Foto – babysitio.com

Publicado

el

síndrome de manos pies boca

Introducción

La enfermedad Mano-Pie-Boca (EMPB) es una infección de etiología viral exantemática, altamente contagiosa, que ocurre principalmente en niños menores de 10 años de edad, ocasionada principalmente por los virus Coxsackie A16 y Enterovirus 71.

En la mayor parte de los casos, es una enfermedad completamente benigna, cuyo período de incubación oscila entre los 3 y 7 días, no deja secuelas, huellas ni cicatrices cuando desaparece, generalmente a los 7-10 días.

Los signos y síntomas son mucho más severos en los adultos donde puede manifestarse como una estomatitis muy dolorosa.

Sin embargo, en los niños las características clínicas son mucho más leves, precedidas por un período prodrómico de 12 a 24 horas con fiebre ligera, malestar general y ligero dolor abdominal y /o sintomatología respiratoria durante 1 o 2 días.
Posteriormente aparecen las vesículas orales que rápidamente se ulceran, y a continuación aparecen las vesículas en manos y pies.

Etiología y epidemiología (1,2)

La EMPB es causada por virus pertenecientes al género Enterovirus

Estos virus incluyen poliovirus, virus Coxsackie, echovirus y enterovirus.

eterovirus coxsackie

Los enterovirus son los que causan más enfermedades en los humanos.
A pesar de que las infecciones causadas por enterovirus en humanos con frecuencia
son asintomáticas o leves, pueden provocar condiciones más graves, tal como, enfermedad neurológica, poliomielitis, enfermedad neonatal sistémica severa, encefalitis, meningitis y miocarditis.

Esta entidad patológica fue descrita por primera vez por Robinson, a partir del primer caso de EMPB ocurrido en el verano de 1957, en un brote en niños en Toronto, Canadá, siendo cultivado el enterovirus Coxsackie A16.
Este virus fue descubierto ocho años antes, gracias a investigadores del departamento de virología de Nueva York, Estados Unidos, que estaban buscando nuevos virus contra la poliomielitis, ya que había una epidemia en ese Estado; y empezaron a ver niños enfermos con síntomas similares a los de las poliomielitis provenientes de un pueblo llamado Coxsackie. El hallazgo de un virus desconocido en las heces de dichos niños, fue lo que motivó la asginación del nombre del pueblo al nuevo virus.

Ha sido demostrado que el virus Coxsackie A16 (CA16) y el enterorivus 71 (EV71) son los principales patógenos de EMPB, siendo responsables de hasta un 70% de los casos clínicos estudiados.

Esta enfermedad afecta a niños menores de 10 años de edad en el 97% de los casos, con predominio en los varones, aunque también se ha diagnosticado en adultos, en quienes las manifestaciones clínicas son mucho más severas.

Es una enfermedad poco frecuente en los adultos, se estima que solo el 11% de los expuestos al virus se infectan y, de éstos, tan solo el 1% presentarán manifestaciones clínicas.
Esto podría deberse a la inmunidad adquirida durante la infancia y/o a la inmunidad cruzada con otros enterovirus.
En la mayoría de los casos publicados en adultos, los pacientes no tenían ninguna comorbilidad específica que predispusiera a la infección.

El período de incubación es corto, varía entre 3 y 7 días.

Las infecciones debidas a enterovirus se deben a un mecanismo patogénico clásico.
La implantación viral inicial es oral y en íleon, seguida por una extensión a los nódulos linfáticos regionales en las siguientes 24 horas.
A las 72 horas ocurre una viremia seguida de una siembra viral en los sitios de infección secundarios como son: la mucosa oral, manos y pies.
Al 7º día hay elevación de anticuerpos y posteriormente la declinación de la enfermedad.

Características clínicas (3,4)

La forma típica de esta enfermedad inicia con malestar general y odinofagia, seguidos de fiebre, dolor bucal, dolor abdominal y síntomas respiratorios.

Las lesiones iniciales en el 90% de los pacientes es la erupción mucocutánea que se caracteriza por un enantema consistente en vesículas o úlceras en mucosa oral, cubiertas por una pseudomembrana amarillenta, rodeadas de un halo eritematoso, ovales o lineales, nunca circulares, y rápidamente se ulceran
Éstas pueden dificultar la alimentación debido a que la lengua suele presentar edema.

El exantema aparece en manos, pies, glúteos y región del pañal, inicia de forma máculo-papular y evolucionan rápidamente a vesículas grises de 3 a 7 mm rodeadas de un halo rojizo de forma oval, lineal o en media luna.

Características clínicas mano pie boca
Características clínicas mano pie boca

Las vesículas cutáneas aparecen en caras laterales y dorsales de los dedos de las manos y de los pies, en la región periungueal, alrededor del talón, y también en las palmas y plantas.

Características clínicas mano pie boca 03
Características clínicas mano pie boca 04

A los pocos días forman costras muy pequeñas para después desaparecer por completo en un período de 7-10 días sin dejar secuelas, costras o cicatrices.

Las recidivas de esta enfermedad son realmente excepcionales.
En pacientes con piel atópica, la erupción vesicular puede semejar la erupción variceliforme de Kaposi

Aunque, como ya hemos visto, la mayor parte de los casos se manifiestan con los síntomas y signos anteriormente descritos, en 2012 se incrementaron de manera notable las presentaciones atípicas en Europa, Asia y Norteamérica.

Dichas presentaciones se asociaron al serotipo de Coxsackie A6 y a factores de riesgo de dermatitis atópica.

Se denomiraron como formas atípicas de EMPB. Éstas, además de las manifestaciones clásicas, afectan al área perioral, extremidades y torso, con un exantema eritematoso papular que ocupa más del 10% de la superfecie corporal total (SCT), presentando menos compromiso oral.

Las 6 morfologías que caracterizan el exantema atípico son las siguientes:

  1. Erupción vesicular y erosiva generalizada, con una extensión mayor del 5% de la SCT, con predilección perioral, acral y glútea, que continúa al exantema inicial. Las ampollas se ven más comúnmente en menores de un año.
  2. Eccema Coxsackie, frecuente en niños con dematitis atópica. Las vesículas y erosiones se observan en las zonas de flexión, como los codos y los pliegues poplíteos.
  3. Exantema petequial y purpúrico, frecuente en mayores de 5 años de edad y generalmente en zonas acrales.
  4. Erupción de Gianotti-Crosti, con distribución simétrica de las lesiones en las mejillas, las nalgas y las superfecies extensoras de las extremidades, preservando el tronco.
  5. Lesiones en el cuero cabelludo, que se presentan como escamas amarillentas que asientan sobre una base eritematosa.
  6. Manifestaciones tardías como descamación palmoplantar intensa o afección ungueal (líneas de Beau y/u onicomadesis) que aparecen entre 3 y 8 semanas después del inicio de la enfermedad y son más frecuentes en niños.

Histopatología (4)

Aunque ésta no se realiza de manera rutinaria, los hallazgos histopatológicos más frecuentes son los siguientes:

La lesión cutánea característica es la vesícula intraepidérmica,ésta tiene neutrófilos, células monocucleares y contenido proteináceo eosinofílico.

Conforme la lesión va madurando, hay pérdida focal de la capa basal, lo que da por resultado una ampolla subepidérmica. El techo de la ampolla frecuentemente es necrótico con una discreta cantidad de células epidérmicas disqueratósicas.

La epidermis adyacente a la vesícula myestra signos de edema intracelular, lo cual también se llama degeneración reticular.

La dermis que está por debajo de la vesícula muestra edema y contiene un infiltrado perivascular polimorfo compuesto por linfocitos y neutrófilos.

Transmisión (5)

Se transmite de persona a persona por vía fecal-oral, vía oral-oral, o vía respiratoria. La transmisión por fómites es excepcional

Después de su distribución en la orofaringe y en el tracto gastrointestinal, el virus de dispersa a los ganglios linfáticos locales, produciendo una viremia la cual se manifiesta con los síntomas anteriormente expuestos.

Los factores de riesgo y los patrones de transmisión incluyen: condiciones meteorológicas como la humedad relativa, la temperatura y las precipitaciones pluviales que tienen una fuerte influencia en la propagación del virus.
Las áreas urbanas tienen mayor prevalencia de EMPB, por la densidad urbana y la movilidad de la población.

El ciclo viral se cumple por completo en el ser humano, que constituye su único reservorio.

La tasa de contagio intrafamiliar es muy alta, por lo que es indispensable extremar las medidas de higiene.

Diagnóstico (6)

Para el diagnóstico correcto de esta afección es necesario realizar una anamnesis y examen físico adecuados.
En los niños los estudios virológicos no suelen ser necesarios, sin embargo, en los adultos sin antecedentes epidemiológicos claros, el diagnóstico puede ser difícil y requerir, en muchos casos, pruebas complementarias.

Los estudios de laboratorio no se hacen de manera rutinaria, puesto que la mayoría resultan normales, solo se requiere el análisis viral con reacción en cadena de polimerasa (PCR) en las presentaciones atípicas, en muestras obtenidas de la zona conjuntiva, orofaringe, piel perianal, sangre o heces.

El diagnóstico diferencial es importante para evitar exploraciones innecesarias y debe hacerse con la varicela, el eccema herpético, el herpes zóster diseminado, el impétigo ampolloso y el eritema multiforme.

Tratamiento y pronóstico (1,3)

La EMPB es una enfermedad autolimitada, es decir, la resuelve el propio individuo mediante el desarrollo de defensas específicas, por lo tanto, en la mayor parte de los casos, no requiere tratamiento específico.

Se debe de realizar el control de la sintomatología, como alivio del dolor y de la fiebre, hidratación y evitar la diseminación.

Se ha intentado administrar aciclovir durante el 1º o 2º días posteriores al exantema pero es totalmente ineficaz como cualquier otro antiviral, puesto que parece que el propio interferón del paciente es el responsable de la mejoría y desaparición de la enfermedad.
El pronóstico es bueno, tendiendo, en la mayoría de los casos a la resolución espontanea.

La manera de prevenir la EMPB de manera efectiva, es con una higiene personal adecuada, lavado de manos y desinfección correcta de las superficies.

Bibliografía

  1. Rodríguez-García, R., Rodríguez-Silva, R., Aguilar-Ye, A. Enfermedad de Mano, Pie y Boca en niños. Bol Clin Hosp Infant Edo Son 2016; 33(1):3-8.
  2. Bennesch M. Enfermedad Mano-Pie-Boca del adulto, emergencia del Coxsackie. Dermat Arg 2017; 23(4): 183-187.
  3. Rodríguez-Zuñíga, M., Vértiz-Gárate, K. Enfermedad de mano, pie y boca. Rev Peru Med Exp Salud Pública 2017;34(1)
  4. Martínez Estrada, V., Laureano Lazcano, M. Enfermedad mano-pie-boca. Presentación de un caso. Rev Cent Dermatol Pascua. 2019; 8(1):21-24.
  5. Cabrera Escobar, D., Ramos Plasencia, A., Espinosa González, L. Enfermedad boca-mano-pie. Presentación de un caso. 2018; 16(3)
  6. López García, A., Molina Gutiérrez M., Sánchez Orta, A., González Bertolón, I. Eccema coxsackium y otra presentación atípica de la enfermedad de mano-pie-noca. Rev Pediatr Aten Primaria. 2016; 18(6)

https://www.istockphoto.com/es/foto/estructura-interna-del-virus-coxsackie-gm1039494374-278269446

https://continuum.aeped.es/screens/play/161#.YLCjs6gzaUk

https://www.webmd.com/skin-problems-and-treatments/picture-of-gianetti-crosti-syndrome

https://www.pediatriasalud.com/caida-de-unas-la-onicomadesis/

Continuar leyendo

Divulgación

¿Qué es la paniculitis?

La paniculitis es la inflamación de la capa de grasa situada debajo de la piel. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres (seguramente por la diferente distribución de la grasa), en las piernas.

Publicado

el

Existen diferentes tipos según la forma de producirse la inflamación, y algunos pueden asociarse con enfermedades que pueden producir inflamación en otros órganos. (1)

Se llama paniculitis a cualquier proceso inflamatorio del panículo adiposo o tejido graso de la piel de distintas partes del cuerpo, principalmente de los miembros inferiores.

A continuación, mostraremos 3 tipos de las paniculitis más comunes en nuestro país.

Hay muchos tipos de paniculitis dependiendo de las características histológicas y el cuadro clínico. Entre ellas se consideran las siguientes.

Paniculitis Eritema Nudoso

El eritema nudoso es la variedad clínico-patológica más frecuente de paniculitis aguda. Es una reacción de hipersensibilidad celular retardada, desencadenada por estímulos antigénicos muy diversos: infecciones, enfermedades inflamatorias, autoinmunes, fármacos, neoplasias y embarazo, entre otros.

Se considera una lesión benigna desde el punto de vista dermatológico, ya que evoluciona en varias semanas hacia la curación, sin ulcerarse, ni dejar cicatriz o atrofia, y la recurrencia es infrecuente.

Aunque en muchos casos es idiopático (causa desconocida), puede ser el primer signo de una enfermedad sistémica y, por lo tanto, un diagnóstico correcto permite establecer un tratamiento etiológico específico. Ya desde su primera descripción en el año 1789 por el dermatólogo inglés Robert Willan, se destacaba que las mujeres se afectaban con más frecuencia.

La mayoría de casos de eritema nudoso aparecen entre la segunda y cuarta décadas de la vida. En la edad infantil, se ha descrito que afecta por igual a ambos sexos.

Tras la pubertad, el eritema nudoso es 6 veces más frecuente en mujeres que en varones. Su prevalencia varía de unas áreas geográficas a otras, en función de las diferentes etiologías, y la incidencia anual oscila entre 1 y 5 casos por 100.000 habitantes. Se ha estimado que en España puede suponer el 0,38% de todos los pacientes atendidos en un departamento de medicina interna.

Etiología

Aunque con frecuencia es idiopático, se han descrito más de 150 entidades asociadas al desarrollo de eritema nudoso, si bien la mayoría de ellas se pueden agrupar en 4 o 5 grupos fundamentales. A su vez, las diferentes etiologías han variado su frecuencia en el tiempo y vienen condicionadas por la localización geográfica, que determina la prevalencia de distintas infecciones, y la edad de los pacientes. Así, en la etapa infantil, la mayoría de trabajos consideran la infección estreptocócica como el principal agente causante del eritema nudoso. Por el contrario, con niños hospitalizados entre los años 1985 y 2003, la tuberculosis fue la causa más frecuente, aunque desde el año 1991 fueron mucho más habituales las infecciones gastrointestinales.

En la población adulta, la mayor parte de los casos son idiopáticos.

Otras etiologías, como enterobacterias (Yersinia, Salmonella, Campylobacter), sífilis, toxoplasmosis, virus de Epstein-Barr o citomegalovirus, son menos frecuentes y dependen de aspectos epidemiológicos y geográficos.

Las reacciones de hipersensibilidad a fármacos pueden suponer entre el 3 y el 10% de los casos. Entre ellos deben señalarse los antibióticos, algunos, como la amoxicilina, de uso común, y los anticonceptivos orales, especialmente los de primera generación, con más contenido hormonal.

Aunque en los adultos el eritema puede preceder a la manifestación de una enfermedad inflamatoria intestinal, en la mayoría de casos suele coexistir con el brote de la enfermedad, generalmente asociado a una colitis ulcerosa.

Los pacientes con enfermedad de Behçet presentan con frecuencia lesiones clínicas indicativas de eritema nudoso. Sin embargo, al realizar estudios histopatológicos, algunos autores demuestran que la lesión se corresponde con una paniculitis lobar con vasculitis en lugar de una septal, como es característico del eritema nudoso. (2)

Síntomas

El eritema nudoso se caracteriza por la aparición de bultos dolorosos y calientes en la parte delantera de las piernas, de color rojo o violeta, generalmente múltiples, que aparecen de forma súbita o en días sucesivos. Suelen curarse en varias semanas sin dejar cicatriz, dejando una zona morada, como un cardenal, que posteriormente desaparece. Con menos frecuencia las lesiones pueden aparecer en los muslos, el tronco o en las extremidades superiores. La aparición de estos bultos puede acompañarse de fiebre, dolores en las articulaciones y malestar general.

Diagnóstico

El diagnóstico de un eritema nudoso es visual, siendo excepcional que se necesite realizar una biopsia de piel. En ocasiones, ante un eritema nudoso puede ser necesario descartar enfermedades asociadas. En general, si el paciente no tiene otros síntomas, basta con una exploración detenida, unos análisis completos y una radiografía del pecho.

Tratamiento

El tratamiento del eritema nudoso es solo para aliviar los síntomas y para ello se utilizan anti-inflamatorios. No tiene sentido poner un tratamiento antibiótico en personas asintomáticas, se haya encontrado o no un estreptococo en su faringe. También el tratamiento con ioduro potásico ha dado buenos resultados en estos pacientes. El tratamiento con corticoides puede recomendarse en personas con mucha afectación del estado general, siempre que se haya descartado una tuberculosis (en cuyo caso están contraindicados). (3)

Paniculitis Mesenterica

La paniculitis mesentérica es un trastorno poco frecuente caracterizado por una inflamación crónica inespecífica del tejido adiposo del mesenterio intestinal de etiología desconocida. Puede desarrollarse de forma independiente o en asociación con otras alteraciones, lo cual ha sido objeto de muchas discusiones. Ha sido relacionada con diversas condiciones, como vasculitis, enfermedades granulomatosas, enfermedades reumáticas, enfermedades malignas y pancreatitis, tabaquismo y el uso de determinados fármacos (betabloqueantes, metildopa, sulfamidas, salicilatos y anticonceptivos orales).

Actualmente se reconoce que esta entidad presenta varios estadios evolutivos. También se clasifica en distintos tipos en función de las características radiológicas: tipo I (42%), engrosamiento difuso del mesenterio desde raíz a los bordes del intestino delgado; tipo II (32%), masa nodular aislada en raíz mesentérica; tipo III (20%), el mesenterio contiene múltiples nódulos de tamaño variable. (4)

Síntomas

Los síntomas habituales de la paniculitis mesentérica son también inespecíficos: dolor abdominal, fiebre, vómitos, alteración del tránsito gastrointestinal, pérdida de peso y/o rectorragia.

 Los síntomas pueden ser intermitentes o progresivos, con una duración variable entre días y años de evolución.

 En la exploración física puede detectarse la presencia de una masa abdominal, distensión abdominal o ascitis. Sin embargo, hay estudios que estiman que hasta el 90% de casos diagnosticados de paniculitis mesentérica, son un hallazgo casual durante una exploración con TC realizada por una causa no relacionada y un número no despreciable de casos han sido diagnosticados durante una laparoscopia o laparotomía. (5)

Diagnóstico

El procedimiento diagnóstico de elección se basa en la obtención de una muestra de tejido mediante biop­sia para estudio histológico, bien de manera percutánea o mediante cirugía.  (6)

Tratamiento

Una vez diagnosticada, no existe un tratamiento específico. Se recomiendan los corticoides, aunque se han descrito casos de remisión espontánea. La resección quirúrgica se deja para casos en los que hay obstrucción intestinal por inflamación y cicatrización secundaria. También se han descrito respuestas a antibióticos, la radioterapia y la ciclofosfamida.

Paniculitis Lipomembranosa o Membranoquística

La paniculitis lipomembranosa es una variante histopatológica de paniculitis poco frecuente, caracterizada por una alteración membranoquística del tejido adiposo, que puede aparecer como fenómeno primario o asociada a diversas patologías sistémicas.

Consiste en una respuesta inflamatoria crónica del tejido celular subcutáneo y probablemente representa una forma inespecífica de degeneración isquémica del tejido adiposo, común a diversas entidades clínicas. La entidad fue descrita originalmente por Nasu en 1973 como una patología genética caracterizada por leucoencefalia esclerosante sudanófila asociada a lesiones membranoquísticas del tejido adiposo sistémico (incluyendo la médula ósea de los huesos largos), que se traduce clínicamente por fracturas patológicas, convulsiones, apatía y demencia presenil con marcadas alteraciones del comportamiento.

A partir de la descripción original, el proceso se ha considerado como una manifestación rara secundaria a procesos comunes, como la insuficiencia venosa crónica asociada a dermatitis de estasis de las extremidades inferiores. Habitualmente se caracteriza por una placa inflamatoria, uni o bilateral, en mujeres obesas en edad media de la vida, que a veces simula una erisipela (enfermedad infecciosa bacteriana que afecta a la piel y al tejido subcutáneo). En estadios más avanzados se observan placas subcutáneas esclerosas en las áreas distales de las piernas, que a veces originan una deformidad en botella de champagne invertida. El proceso ocurre también en asociación con otras alteraciones circulatorias, como la isquemia arterial de las extremidades inferiores o las placas pigmentadas pretibiales de la diabetes mellitus.

Es rara su asociación con vasculitis. Se han descrito también casos en que esta patología es considerada como proceso primario del tejido celular subcutáneo, para los que se ha propuesto la denominación de lipodistrofia membranosa primaria, como contrapartida a la forma secundaria, que habitualmente constituye un hallazgo histopatológico incidental.

Histopatológicamente consiste en una paniculitis preferentemente lobulillar, con fibrosis e infiltración focal con macrófagos en torno a unos lobulillos de pequeño tamaño. En el interior de los lóbulos se observan espacios quísticos de dimensiones variables (generalmente pequeñas, aunque a veces se observan macroquistes), con áreas de necrosis del tejido adiposo revestidas por un material amorfo, hialino, de contorno ondulado, con una configuración en arabesco o sugiriendo la cutícula de un parásito

Ultra estructuralmente se han descrito dos tipos de membranas, una fina electrodensa desprovista de estructuras tubulares y otra más gruesa con estructuras microtubulares características, orientadas perpendicularmente a la cavidad del quiste. (7)

Síntomas

Clínicamente se caracteriza por placas subcutáneas escleróticas, dolorosas, localizadas en las áreas distales de las piernas de mujeres obesas, de mediana edad, con una base de insuficiencia vascular y dermatitis de estasis.

El proceso puede también desarrollarse en asociación con otras patologías inflamatorias. (8)

Diagnóstico

Como en los casos anteriores el diagnostico principalmente es mediante una biopsia.

Tratamiento

Actualmente no existe un tratamiento sistémico que haya demostrado eficacia en la paniculitis lipomembranosa, y únicamente se han descrito beneficios parciales con la utilización de medias de compresión elástica o la administración de pentoxifilina en los casos asociados a insuficiencia venosa. También puede ser importante un diagnóstico precoz, instaurando estas medidas terapéuticas precitadas, en orden a disminuir la extensión y gravedad de las lesiones. (9)

BIBLIOGRAFIA

  1. https://www.saludsavia.com/contenidos-salud/articulos-especializados/que-es-la-paniculitis
  2. https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-clinica-2-articulo-eritema-nudoso-S0025775308000328?code=zIBdXtVLGyqYFoN6EpxD7miATKO94C&newsletter=true
  3. https://www.redaccionmedica.com/recursos-salud/diccionario-enfermedades/eritema-nodoso
  4. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1889-836X2017000100035
  5. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-40262009000500014#:~:text=Los%20s%C3%ADntomas%20habituales%20de%20la,d%C3%ADas%20y%20a%C3%B1os%20de%20evoluci%C3%B3n
  6. https://actagastro.org/paniculitis-mesenterica-como-manifestacion-inicial-de-un-linfoma-de-celulas-b/#:~:text=peso%20(23%25).-,El%20procedimiento%20diagn%C3%B3stico%20de%20elecci%C3%B3n%20se%20basa%20en%20la%20obtenci%C3%B3n,manera%20percut%C3%A1nea%20o%20mediante%20cirug%C3%ADa.&text=Macrosc%C3%B3picamente%20se%20observa%20un%20engrosamiento,en%20ocasiones%20puede%20ser%20multinodular
  7. https://www.actasdermo.org/es-paniculitis-lipomembranosa-correlacion-clinico-patologica-8-articulo-13091527
  8. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S000173100673424X
  9. https://www.actasdermo.org/es-paniculitis-lipomembranosa-correlacion-clinico-patologica-8-articulo-13091527#:~:text=Actualmente%20no%20existe%20un%20tratamiento,venosa%2013%2C18%2C19
Continuar leyendo

Tendencia

Copyright © 2021 CMUC - Power by SwipeUp.es

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar